La presentadora venezolana Alessandra Villegas luce radiante en su primera foto como mamá junto a su pareja, el presentador Daniel Sarcos y su hijo recién nacido.

By Lena Hansen
February 07, 2019 03:44 PM

 

Alessandra Villegas luce radiante en su primera foto como mamá. La presentadora y empresaria venezolana de 31 años compartió en Instagram una tierna imagen con su pareja, el presentador Daniel Sarcos y su hijo recién nacido en el hospital en Miami tras solo horas de dar a luz. Con el cabello recogido y una serena expresión de cansancio y felicidad a la vez, Villegas se ve acostada junto a su pareja con su recién nacido descansando sobre su pecho, con su cabecita recostada en su cuello. Sin duda ya está enamorada de su principito Daniel Alejandro, a quien llama cariñosamente su “churri”. “Viviendo al 100% esta experiencia de ser madre. Gracias por el cariño a todos y por la paciencia. Todo salió muy bien, tanto el Churri como yo estamos bien de salud”, escribió a sus seguidores después del parto. “Pronto regreso a mis redes como siempre”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La co-creadora de la fabulosa línea de carteras VJ también agradeció el apoyo de Sarcos en este emocionante nuevo capítulo juntos como familia. “@dsarcos el mejor papá y compañero. Gracias mi amor gracias por darme el mejor regalo del mundo”, le escribió a su amado.

@fotillon

Los fanáticos de la venezolana llenaron de comentarios y buenos deseos a la mamá primeriza. “Muchos mimos para mamá y el bebé. Una cesárea no es fácil y es muy dolorosa. A cuidarse mucho. Una familia hermosa”, escribió una seguidora. “Felicidades, Dios les bendiga su hermoso hijo y lo guarde siempre”, deseó otra.

Villegas también compartió en Instagram fotos de la habitación de su hijo ya decorada. Sin duda planear todo para la llegada de su primogénito fue un placer. Reflexionando sobre su embarazo horas antes de ser mamá, Villegas escribió en Instagram: “Y pasaron 9 meses… Disfruté cada minuto… Esta experiencia de estar embarazada superó todas mis expectativas. Creo que el haber deseado tanto a este niño me hizo estar consciente y presente en el ahora cada minuto. Pasé por tantos cambios externos como internos. Me convertí en madrugadora, me dio por ser la más organizada del mundo, aprendí a hacer las mejores sopas (estilo mamá), trabajé como nunca, entre muchas cosas más. Definitivamente los hijos sacan lo mejor de uno”.