La actriz y cantante Jennifer López disfruta de un de semana en casa junto a los grandes amores de su vida, Max y Emme

Anuncio

Su agenda suele estar repleta de compromisos, así que cuando hay un espacio en blanco, Jennifer López lo tiene clarísimo: sus hijos son su máxima prioridad.

Este fin de semana la cantante ha podido disfrutar sin interrupciones de sus pequeños, Max y Emme en una cita de lo más romántica. Nada de glamour, ni maquillaje, ni alfombra roja, sino todo lo contrario. En esta ocasión ha sido la cama de la cantante el lugar de encuentro con sus chiquitines.

Eso sí, para recuperar las fuerzas agotadas durante la semana y recargar pilas a tope, mami e hijos han disfrutado de un desayuno de lo más completo. Tostadas, tortitas y fruta, ¡nada mal para comenar el día con energía!

Como es habitual en Max, el pequeño parece inmerso en su tablet, concentrado y al ladito de mami que muestra una sonrisa de amor infinito ¡y carita de sueño! Debajo de las sábanas y al otro lado de la también actriz se esconde su otra mitad, Emme.

“¡Buenos días a todos! Desayuno en a cama, mis coconuts y yo, la que está debajo de la manta es Emme. La vida es maravillosa hoy”, escribe feliz la protagonista de Shades of Blue. Las últimas semanas han sido de lo más agitaditas para Jen quien ha estado involucrada en cuerpo y alma con el proyecto Somos una voz con el fin de tender una mano a su amado Puerto Rico.

Mientras, su amado Álex Rodríguez está inmerso en su trabajo en televisión comentando los partidos de su equipo del alma, los Yankees. Pero seguro que tanto él como Jennifer harán un huequito para poder disfrutar de su compañía.