La diva de telerrealidad contó en el show de James Corden cómo le hacía para cambiar a su hijita True cuando era bebé, sin descuidar su manicura ¡toma nota!

Anuncio

Para nadie es un secreto que la imagen siempre ha sido sumamente importante para las hermanas Kardashian. Y aunque la mayoría de ellas ya se han convertido en mamás, nunca (o casi nunca) han sacrificado el estilo por las labores maternales.

La cuestión es ¿cómo lo hacen? Un secreto ha salido a la luz ahora que Khloé Kardashian se ha pasado este lunes por el show The Late Late Show de James Corden.

La mamá de la preciosa True Thompson se apreció glamurosa y radiante en el set luciendo unas afiladas uñas acrílicas multicolor que le llamaron la atención al conductor británico. Curioso preguntó: "¿Siempre las traes así? ¿Siempre están así de afiladas?"

A lo que la estrella de telerrealidad y empresaria, de 36 años, respondió que sí y añadiendo que incluso solían ser "más afiladas". "Vivo mi vida como cualquiera", explicó. "Todo mundo se maravilla con el largo de mis uñas".

"Cuando tienes un bebé a la gente le resulta fascinante", explicó sobre la reacción de algunos al ver que Khloé no cambiaba de look al cuidar de su recién nacida. La clave, explicó, es llevar las uñas de forma cuadrada, en vez de anguladas y afiladas. "De la misma manera en que me puedo asear a mí misma, puedo asear a alguien más", afirmó entre risas.

La diva de telerrealidad asegura que el tener llevar uñas kilométricas nunca afectó sus deberes maternales:

Esta no es la primera vez que Khloé habla sobre sus llamativas uñas. En 2019 respondió a los haters en redes con un tuit que decía en parte: "Es molesto que la gente se la pase hablando de mis uñas. Créanme, me las sé arreglar. Así como me encargo de mí misma me encargo de mi bebé. Hay cosas más serias de las qué hablar". Pues sí.