La empresaria confesó haber fingido no estar en casa ante los ojos de su hija True, pero la realidad es que estaba en su habitación sufriendo los duros estragos de este virus.

Por Teresa Aranguez
Octubre 30, 2020
Anuncio

Aunque todo parece glamour, fama y riqueza, la vida de Khloé Kardashian no es de color de rosa. Por mucho dinero que tenga no se salva de las enfermedades y así ha ocurrido con el coronavirus. La empresaria lo vivió en sus propias carnes, una experiencia que tilda de las peores de su vida.

Durante una entrevista con Ellen DeGeneres, la también modelo contó el desgarrador momento que vivió al tener que separarse de su hija True. En realidad no lo hizo, y eso fue lo peor. Tuvo que fingir que estaba fuera de casa y encerrarse en su habitación para no tener contacto con ella.

"Pasé la cuarentena en mi habitación durante 16 días, tenía que esperar hasta que los resultados dieran negativos y eso fue lo más duro", explicó seria a la conductora. "Tener que separarte de tu hija tanto tiempo, porque no podía estar con ella fue lo más doloroso de todo", añadió.

La pequeña True, acostumbrada a pasar momentos cómplices junto a su mami antes de dormir, llamaba a su puerta una y otra vez. Una situación que rompió el corazón de su progenitora que estaba al otro lado. "Si de repente me escuchaba o algo, tenía que estar en silencio porque venía a mi puerta. Nosotras tenemos nuestra rutina, por las noches nos tumbamos juntas así que venía a mi puerta", continúa la feliz mamá de 36 años.

Estar apartada, aunque fuese unos metros, de su princesa no fue lo único doloroso. Reconoce que la enfermedad es muy cruel y pasó factura a su cuerpo. Su reality Keeping Up with the Kardashians mostró con lujo de detalles cómo ella y toda la familia se enteraron de su contagio. Las imágenes de ella enferma demuestran lo mal que lo pasó.

"Vomitaba y temblaba, pasaba del calor al frío. Yo sufro de migrañas pero este fue el peor dolor de cabeza que he tenido. No podría decir que era migraña. Cuando tosía me ardía el pecho y mi garganta todavía no se ha recuperado del todo", explicó en dicha entrevista.

La feliz mamá ya está de nuevo junto a su pequeña y con su mensaje y ejemplo espera que todo el mundo empiece a tener más cuidado. "Déjame decirte, esta mie--- es real", concluyó.