La princesa Charlotte y el príncipe George debutaron en la misa de Navidad junto a sus papás, Kate Middleton y el príncipe William. Te mostramos las mejores fotos de la familia real en esta tradicional cita con la reina Isabel y recordamos la gran ausencia que más se extrañó durante esta emotiva ceremonia.

By Nuria Domenech
December 26, 2019

Los fans de los royals tienen una motivación extra el día de Navidad: saber que podrán contemplar fotos recientes de casi todos los miembros de la realeza antes y después de las tradicionales misas que celebran ese día tan señalado.

Aunque este año la tragedia sacudió a la familia real de Noruega con una noticia que hoy dio la vuelta al mundo, las imágenes de la princesa Charlotte tratando de hacer una reverencia ante la reina Isabel, asesorada minutos antes por Kate Middleton, distrajo al mundo de la tristeza para pintarle una sonrisa.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETIN

Era el debut de la princesita en esta tradicional fecha, quien llegó de la mano de sus papás, Kate Middleton y el príncipe William, así como su hermano el príncipe George. El pequeñito de la casa, el príncipe Louis, seguramente se quedó al cuidado de su súper niñera española.

No faltó ninguno de los hijos de la reina: la princesa Ana, el príncipe Andrés, los duques de Cornualles y los condes de Wessex, quienes asistieron acompañados de sus hijos.

También estuvieron presentes la princesa Beatriz, hija del príncipe Andrés, y su apuesto prometido, Edo Mapelli. La pareja, quien se mostró muy sonriente, contraerá matrimonio este año aunque se desconoce todavía la fecha.

Y aunque hubo muchos rostros conocidos las simpáticas mamá e hija, Kate Middleton y Charlotte, se robaron el show. La duquesa de Cambridge volvió a llamar la atención con su elegantísimo atuendo: un fabuloso abrigo largo de lana con puños y cuello de piel de Catherin Walker.

También llevaba un encantador tocado de Lock Hatters, a juego con sus zapatos y la carterita de mano verde botella, con unos discretos aretes de amatista.

Mientras que el príncipe George se veía muy elegante y formal de azul marino, la pequeña princesa llevaba su peinado favorito y vestía moda española de la marca Amaia Kids. Su clásico abriguito de doble botón era verde, a juego con el look de los accesorios de su mamá.

La reina acudió a su inquebrantable cita en Santa María Magdalena vestida de un tono rojo que, como bien cuenta su estilista personal, ayuda a que no pase desapercibida y a que los asistentes puedan localizarle en todo momento.

Faltó el esposo de la reina, Felipe de Edimburgo, quien estuvo hospitalizado hasta la cena de Nochebuena, pero regresó a casa justo a tiempo de la Navidad. Aunque la ausencia sonada que ya esperábamos fue la del príncipe Harry y Meghan Markle. No sabemos cuándo volveremos a ver esta imagen que en su momento hizo las delicias de los fans de la familia británica.

Después de un año muy complicado, los duques de Sussex decidieron poner tierra por medio y celebrar la Navidad lejos de casa con el pequeño Archie y su otra abuela, Doria Ragland, en Canadá.

Advertisement