En una reciente entrevista, Kate Middleton confesó que se sentía culpable porque hace poco traicionó a sus hijos... ¡Si eres mamá encerrada con ellos a tiempo completo, le vas a perdonar! Sus hijos, no tanto.

Por Nuria Domenech
Abril 17, 2020
Anuncio

Los duques de Cambridge son ahora, como la mayoría de los matrimonios durante la cuarentena del coronavirus, ¡papás a tiempo completo! Y aunque cuentan con su inseparable nanny y su hermosa casita de campo donde se encuentran aislados desde que cerraran la escuela de los principitos, acaban de confesar en una entrevista a la BBC que entretener constantemente a tres niños pequeños es una labor complicada… Algo que todos los papás que estén también en casa 24 horas con sus hijos pueden entender perfectamente.

Al preguntarles cómo llevaban eso de estudiar en casa el príncipe George, la princesa Charlotte y el príncipe Louis, su papá el príncipe William aseguró que era divertido, mientras Kate Middleton hacía una cara para confesar una fechoría que realizó durante las vacaciones de Semana Santa: “No se lo vayan a decir a mis hijos, me siento fatal, pero la verdad es que nos les dijimos que había un break y continuamos con las clases…” ¡Todo para mantenerles ocupados!

Después de preguntarse de dónde sacaban los niños tanta energía, la mamá de los tres pequeños continuó: “Honestamente, llegas al final del día y escribes todas las cosas que hiciste, montar una tienda de campaña, desmontarla más tarde, cocinar algunos platillos, hornear pasteles… Al llegar la noche, ellos tuvieron un día estupendo, pero ¡hay que ver cuántas cosas se pueden hacer en un solo día!”, comentó la cansada mamá.

Credit: Palacio de Kensington/Instagram

También comentaron que estaban en contacto con toda su familia a través de video conferencia y William habló del susto que le causó la noticia de que su papá, el príncipe Carlos, había contraído el coronavirus: “Tengo que admitir que al principio me preocupé muchísimo, estaba en el perfil de las personas en el grupo de más riesgo”.

Y como todas las familias, hablaron también de la preocupación por los abuelos, la reina Isabel y Felipe de Edimburgo, y de sus esfuerzos por asegurarse que se mantengan aislados y lejos del peligro del Covid-19.