Luego de dos años de intentarse quedar embarazada y tras varios tratamientos de fertilidad, la periodista y copresentadora de Al rojo vivo Jessica Carrillo finalmente espera su primer bebé junto a su esposo Raúl Angeles.

By Isis Sauceda / L.A.
March 12, 2020

La periodista Jessica Carrillo no cabe de la emoción porque ya puede gritar a los cuatro vientos que está embarazada. La periodista y copresentadora de Al rojo vivo (Telemundo) reveló a People en Español que tiene tres meses y medio de embarazo.

“Estamos felices”, dice la mexicana emocionada. “Ha sido algo superbonito”.

También muy esperado. Luego de dos años de intentar quedar en estado y de someterse a varios tratamientos de fertilidad, la reportera llegó a pensar que la maternidad probablemente no se le daría.

“La decepción más grande llegaba cuando me hacía la prueba y nada. [Me preguntaba] ¿porqué no está pasando, porque no podemos? El desgaste emocional es máximo y es superfrustrante en esos aspectos”, confiesa.

Pero en diciembre se olvidó de los tratamientos y de los exámenes fallidos, y fue ahí donde concibió el regalo que ahora lleva en su vientre. Fue precisamente una pequeña de 1 años, quien le dio un indicio de que estaba en la dulce espera.

Carrillo, de 35 años, y su esposo Raúl Angeles, de 44, estaban a principios de febrero de compras en una tienda cuando una niña desconocida se les acercó y señalándolos les dijo: “Mamá y papá”.

“Una niña de esa edad no le dice mamá y papá a cualquiera que no sean sus padres”, cuenta Carrillo emocionada. “Raúl y yo nos quedamos viendo y [dije]: ‘Es una señal de Dios, tenemos que hacernos la prueba [de embarazo]’”.

No obstante, la pareja tenía un compromiso que cumplir con unos amigos para celebrar el Día de la Candelaria y partir la tradicional rosca de reyes. Ahí pidió la futura mamá su segunda señal.

“Diosito mándame una señal. Si me saco el monito, entonces ese es mi bebé”, pidió.

Pero, ¡o sorpresa!, al partir la rosca le tocaron dos monitos. Fue entonces cuando se sintió segura de que ya tenía a su pequeño en el vientre.

“Llegó en el momento que tenía que llegar. En el momento indicado”, asegura.

Hasta los primeros dos meses había sido un embarazo perfecto, pero entrando al tercero, Carrillo confiesa que ha tenido náuseas, ascos, cansancio y hasta se le han quitado las ganas de cocinar. Los únicos antojos han sido la sandía y las frutas frescas.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

En las próximas semanas se enterará del sexo de su bebé. ¿Quiere niña o niño?

“Hemos esperado tanto por este momento que el sexo es lo que menos nos importa. Lo que sea será bienvenido y será amado con el mismo cariño y el mismo amor que tenemos para él. No tenemos preferencia [de niño o niña]. Hasta ahorita no tenemos el instinto de que vaya a ser uno u otro”, dice.

Pero la futura mamá ya se está preparando con los nombres. De ser niña podría llamarse Lucía o Elena, mientras que el nombre del niño se lo reserva.

Por el momento está disfrutando al máximo esta tan esperada etapa de su vida dejándose consentir al máximo por su esposo que no se despega de su lado.

“Ha estado superpaciente en todo. Ha sido el mejor esposo del mundo siempre y con esto aún más. Estoy segura que será el mejor papá”, dice la emocionada futura mamá.

Advertisement