Antes de que se declarara la crisis sanitaria del coronavirus, Jacqie Rivera ya había decidido tener a su cuarto hijo en casa con la ayuda de una partera, por lo que ya está preparada para recibirlo en cualquier momento.

Por Isis Sauceda/Los Angeles
Abril 16, 2020
Anuncio

Pasar esta cuarentena embarazada no ha sido fácil para Jacqie Rivera, que está a pocos días de dar a luz. Pero gracias a su hermana Jenicka ha podido recuperar la calma y saciar la ansiedad con una simple pregunta.

“Me ha querido entrar la ansiedad, por pensar demasiado. Al principio estaba más nervios”, confesó Jacqie a People en Español. “Mi hermana Jenicka me enseñó una cosa: cada día decir tres cosas [por las] que estás agradecido. Cada día ella me pregunta, ‘¿de qué estás agradecida hoy?’ Es algo que estamos haciendo en casa con los niños en vez de quejarnos porque estamos encerrados en la casa. Eso me ha ayudado a mantenerme con calma, sin ansiedad, con oración [y] música positiva”.

Pero estar en casa con tres pequeños no ha sido fácil, más aún en los últimos días de su cuarto embarazo.

“Lo que me ha ayudado mucho con los niños es un horario ahora que están en casa todo el tiempo. Estoy embarazada y ya en las últimas semanas un horario es bien importante. Despertarlos, que tengan una rutina porque aunque se quejan, les gusta esa rutina y también me ayuda a mí a que no me estrese tanto”, explicó.

Patty Gregory

Afortunadamente, Jacqie no se ha preocupado sobre las condiciones de parto ahora que los hospitales están ocupados atendiendo a pacientes infectados con coronavirus, gracias a que a finales del año pasado decidió tener un parto casero.

“En noviembre decidí hacer un parto en casa y le doy gracias a Dios que decidí eso, que tomé los pasos para planear eso porque todo lo que está pasando ahora con el COVID-19. Ya estoy preparada para tener a mi bebé en casa. Ya tengo todo lo necesario”, aseguró.

“Tengo una tina pequeña, una tina inflable para partos aquí en mi cuarto y todo está listo para el día que me den los dolores ya tengo todo listo. Tengo mi partera que ya sabe donde vivo, donde estacionarse, todo está preparado. Me siento muy bien. Nada más estamos esperando [la hora], eso es lo más difícil, el esperar. Gracias a Dios que puedo tener mi bebé en casa y ojalá primeramente Dios todo salga bien”, agregó.

Lo que no pudo preparar fue un babyshower familiar, y sus compras de cosas esenciales para su bebé fueron mínimas debido a que ha permanecido en casa. Afortunadamente, su familia salió al rescate y han sido ellos quienes le han proporcionado algunas de las cosas que toda madre desea para los primeros días de vida de sus hijos.

“No pude tener babyshower, pero fui a comprar. Mi hermana Jenicka me ha comprado algunas cosas, también mi abuela, mi tía, mi hermana Chiquis, me ayudaron con unas cosas, lo necesario, pañales, ropita, el moisés, el corralito, cosas así. Ya me siento preparada”, expresó.

Para mantenerse saludable, Jacqie ha salido a caminar cuando el tiempo lo permite, tomando precauciones y siguiendo las reglas de distanciamiento social impuestas por el gobierno, por lo que recomienda a mamás en espera no tener remordimiento al pedirle a su familia mantenerse alejada durante esta crisis sanitaria.

“Creo que en este tiempo te preocupas más por todo lo que está sucediendo. Lo que yo he aprendido es que está bien proteger a tu bebé, protegerte a ti misma, y a veces me da lástima decirle a mi familia que nadie puede visitarme, pero tus criaturas son lo más importante que debes cuidar y como madre no debes sentirte mal, especialmente en este momento”, dijo. “Todo mundo va a querer visitarte, verte y emocionarse por ti, pero hasta que esto [cuarentena] termine y todo esté bien y todos estén saludables, es nuestra mayor responsabilidad de cuidar a nuestros bebés, especialmente porque no tendrán vacunas, son nuevos. Intenta disfrutar este momento lo mejor que puedas”.

A lo que agregó: “Pienso que es hermoso que nos tenemos que quedar en casa con nuestros hijos, especialmente cuando tienes un recién nacido para conocerlo, toma ventaja de ese tiempo, descúbrete como padre y lo que es importante para ti. Encuentra tu voz como madre. Hay mucha gente que le encanta decirte qué hacer, pero si estás en casa sola tu puedes decidir esas cosas”.