August 10, 2018 09:21 AM

Si de algo puede sentirse orgullosa Violeta Isfel a sus 33 años de vida es de haber logrado sacar adelante sola a su hijo Omar siendo mamá soltera. “Sentía que no podía más y volteaba a verlo y decía ‘no, sí puedes’. Para mí Omar fue y sigue siendo el motor más grande de mi vida”, declaraba años atrás la reconocida actriz de telenovelas a un medio mexicano.

Su primogénito ya creció y actualmente tiene 14 años. A pesar de no saber nada de su progenitor, el adolescente no parece que tenga el más mínimo interés en conocerlo.

“Lo único que sé es que se llama Gerardo, es lo único que sé. No sé más de quién sea o qué hace, pero además no me importa”, se sinceró Omar durante una reciente transmisión en vivo que realizó a través de Instagram Stories.

El adolescente, que de pequeño realizó pequeñas participaciones en varias telenovelas de Televisa como Amorcito corazón (2011), dejó claro que, aunque su padre decidiera buscarlo a estas alturas de su vida para hablar con él, no le dirigiría la palabra.

“Yo no puedo estar seguro de si sea mi papá o no, así que si llega y está en mi casa le cierro la puerta en la jeta porque no lo conozco y le llamo a mi mamá y le digo ‘oye, llegó un señor’ y ya. No hablaría con él sinceramente, no le diría nada y pues ya. Adiós”, confesó el menor.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Omar, que se ha criado en los camerinos y foros de grabación debido a la profesión de su mamá, también habló de lo que hacía de niño mientras esperaba que la reconocida actriz mexicana terminara de grabar.

“A veces mi mamá me compraba Lego entonces yo en lo que esperaba armaba Lego, o a veces tenía libros para colorear y coloreaba o veía vídeos o cosas así mientras esperaba. O a veces me gustaba ver cómo grababan, entonces a veces ayudaba a grabar o hacer cosas en el set. Siempre hacía algo”, contó el adolescente, quien de mayor le gustaría ser futbolista o dentista.

You May Like

EDIT POST