Jayden Federline, de 13 años, se ha metido en una buena tras insultar a su abuelo Jamie en un video de Instagram Live donde ventiló su furia para insultarlo.

March 05, 2020

Jayden Federline, el hijo menor de Britney Spears, se ha metido en tremendo lío por un video de Instagram Live que hizo este martes y en el que se le fue la lengua de más para insultar a su abuelo materno, Jaime Spears.

Todo comenzó cuando el jovencito de 13 años empezó a arremeter en  contra del anciano de 67 años y uno de sus fans uno le sugirió: "Mata a tu abuelo". El comentario no fue ignorado por el adolescente quien respondió : "Chico, justo estaba pensando lo mismo". Luego vino otro fan quien le preguntó: "¿Tu abuelo es un mamón?", y sin chistar Jayden respondió: "Sí. Es un maldito cabrón. Es un maldito gay. Por mí que se muera".

Jayden es hijo de la cantante pop y su ex, Kevin Federline, de 41 años. La pareja tiene otro hijo mayor: Sean Preston, un año más grande que Jayden. Lógicamente los fans continuaron pullando y haciendo preguntas de todo tipo sobre la familia Spears.

Y aunque Sean echó pestes de su abuelo, de su abuela Lynn Spears solo dijo cosas buenas: "Mi abuela es literalmente la mejor abuela del universo. La mejor de todas las abuelas, mejor dicho". Lo mismo hizo con su padre: "Yo tengo el mejor papá del mundo. Es literalmente Jesús". Eso sí, cuando le tocaron el tema de su mamá, el menor puso el freno y aseguró que no hablaría de ella sino hasta que alcanzara los 5,000 seguidores en Instagram.

"Esto es el resultado de un niño de 13 años actuando como un niño de 13 años", declaró al respecto Mark Vincent Kaplan al New York Post. "Kevin lo está manejando como un padre responsable". El abogado declinó revelar si Spears y Federline están en contacto para resolver lo ocurrido.

Britney Spears, en 2017, con sus hijos Jayden (izq.) y Sen Preston y su novio, Sam Asghari:

Zuma Press/The Grosby Group

Kevin Federline con Jayden en 2017:

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Se desconoce si la furia del menor proviene de los pleitos que la familia tuvo en 2019 cuando Jamie fue exonerado de cargos de abuso infantil luego de un pleito familiar en el que Kevin Federline entabló una denuncia ante la policía alegando que su hijo Sean había sido víctima de abuso por parte del padre de Britney.

Federline y Spears comparten la custodia de sus hijos y han mantenido relaciones tensas por la custodia y temas de dinero a lo largo de los años.

La estrella pop no se ha pronunciado respecto a lo ocurrido, sin embargo, en diciembre pasado una fuente cercana a la cantante habló afirmó a People que tiene ella  "buen contacto con los muchachos". "Britney aún tiene problemas con su papá [Jamie] y no tiene mucho contacto. Lynne se ha involucrado más en las decisiones de la custodia de los niños y Britney se ve más contenta". ¿Qué pensará sobre lo ocurrido?

Advertisement