"Es una mierda lo que estoy viviendo", declaraba en el polémico "en vivo". Reporteros lo interceptaron a las afueras de su casa y esto es lo que dijo sobre el clip.
Anuncio

No existe dolor más profundo que el de una madre cuando uno de sus hijos se ve en problemas. Y en el caso de Camilo Blanes, hijo de Camilo Sesto, todos, desde Lourdes Ornelas, madre del también artista, hasta su oleada de fans, han sentido máxima preocupación y dolor tras el reciente surgimiento de un video donde Camilín aparecía con la mirada perdida y errático.

Las redes han comentado ampliamente el extraño clip surgido el fin de semana pasado donde el espigado muchacho -que actualmente vive en Torrelodones, en la que fuera la mansión de su padre en España-  e incluso sus fans, ha tratado de dirigirse directamente al muchacho pidiéndole que "se mejore" y que "busque ayuda" ante su supuesto problema de adicciones.

Ante la controversia, Camilín ha roto por fin su silencio para dirigirse a la opinión pública y asegura que todo está bien. "[El video] Ha sido fruto del ocio y del momento", aseguró Blanes. "Todo está bien". Las declaraciones fueron vertidas frente a reporteros que según el diario español El Mundo se apostaron a las afueras de la casona para comprobar su estado.

En el video de la polémica, el cantante -que había anunciado un disco con éxitos de su padre para este agosto- aparece arrastrando el habla, intentando hilar frases en español e inglés con largas pausas y sin poder sostener el móvil con que se grababa. "Es una mierda lo que estoy viviendo", dijo en inglés en un momento del video, mientras líaba un cigarrillo. Los fans, mientras le saludaban en el "en vivo", también le pedían que colgara y fuera a "buscar ayuda".

El último post de Camilín en Instagram es de principios de abril. A falta de más mensajes, los fans han depositado ahí sus buenos deseos para el muchacho y sus llamados a que siente cabeza y ponga en orden su vida:

Paralelo a las declaraciones de Camilín, este miércoles la revista Lecturas publica una explosiva entrevista con la madre del cantante quien acaba de acusar a la reconocida periodista española Lydia Lozano de estafarlos a ella y a su hijo.

"Confié en Lydia Lozano, a quien pedí ayuda para que me consiguiera el billete de avión para que mi hijo pudiera viajar a España a estar presente en la capilla ardiente de su padre", explicó la mexicana. "A cambio de un billete de avión de 1.500 euros, se han llevado 400.000. Mi fallo ha sido confiar. Confié en Lydia Lozano y en una persona de su confianza, que me pareció encantadora. Nos compró un billete de avión que ha sido el billete más caro del mundo”.

Camilo Sesto falleció el 8 de septiembre de 2019 en Madrid. Dejó una herencia de casi $10 millones a su único hijo y heredero universal: Camilo Blanes.