Elisa Marie y Alexa Miranda, de 9 y 4 años respectivamente, actuaron junto a su famosa mamá en un video de YouTube.

Por Moisés González
Agosto 22, 2018
Anuncio

Siendo sus padres artistas era cuestión de tiempo que las hijitas de Gabriel Soto y Geraldine Bazán, Elissa Marie y Alexa Miranda, de 9 y 4 años respectivamente, comenzaran a mostrar sus inquietudes por el mundo de la interpretación. Dignas herederas del talento de sus progenitores, las niñas se convirtieron durante unas horas en actrices de lo más profesionales para ayudar a su famosa mamá a recrear unas divertidas escenas sobre el regreso a clases –expectativa VS realidad– que la intérprete de 35 años compartió este martes a través de su canal de YouTube.

En el video tanto Elissa como Alexa improvisan junto a Geraldine diferentes situaciones que experimentan las mamás con el regreso a clase de sus hijos. Cada una de las escenas tiene dos versiones diferentes: lo que le gustaría que sucediera a toda madre y lo que en verdad sucede.

Así, por ejemplo, podemos ver a Geraldine despertando a su hija mayor para ir al colegio sin ningún tipo de problema ya que la menor se levanta al primer aviso de su mamá con mucha energía; pero también podemos ver justamente el caso contrario, como la actriz batalla todas las mañanas para que su primogénita salga de la cama y se prepare para ir a la escuela.

El tierno y divertido video de apenas 4 minutos de duración cautivó por completo a los seguidores de Geraldine, quienes, además de sentirse identificados con las situaciones que plasmó la actriz, no dudaron en destacar lo bellas y talentosas que son sus hijitas.

“Creo que serán buenas actrices. Es hermoso ver lo bien que te llevas con ellas”, se puede leer entre las decenas de comentarios que recibió el video en YouTube.

Geraldine, que desde hace meses está oficialmente divorciada de Gabriel, se encuentra actualmente enfocada completamente en sus hijas y su trabajo como actriz en la nueva serie estelar de Telemundo Falsa identidad.

“Todo es un proceso, todo son ciclos y viviendo los ciclos como son y muy bien. Creo que es cuestión de actitud y finalmente creo que todas las experiencias que vivimos en la vida nos hacen crecer, nos hacen madurar, nos hacen aprender, pero ahora sí que es cómo la tomamos, cómo reaccionamos a lo que nos muestra la vida, al final es eso”, declaraba días atrás Bazán ante las cámaras de Mezcalent.