Dos hermanas gemelas idénticas dieron a luz a sus bebés el mismo día, a unas horas de diferencia. ¡Mira las fotos!
Anuncio
Jill Justiniani y Erin Cheplak
Jill Justiniani y Erin Cheplak
| Credit: Cortesía de Jill Justiniani y Erin Cheplak

Jill Justiniani y Erin Cheplak, dos gemelas idénticas, dieron a luz a sus bebés el mismo día, el 5 de mayo. Las hermanas de 30 años crecieron haciendo todo juntas y nunca imaginaron que se convertirían en madres por primera vez el mismo día. "Jugábamos juntas, dormíamos juntas, comíamos juntas" cuenta Jill, de Yorba Linda, California a PEOPLE. "Mis padres decían que teníamos nuestro propio lenguaje [para comunicarnos]".

Las hermanas dieron a luz a sus bebés el 5 de mayo en el mismo hospital, a unas horas de diferencia. Ambos tuvieron hijos varones y hasta las medidas de los bebés fueron idénticas. Los niños ambos nacieron pesando 7 libras y 3 onzas y midiendo 20 pulgadas de largo.

"Sentimos que era algo que tenía que pasar", dice Jill. "Es un poco sorprendente porque ¿cuáles son las probabilidades de eso? ¡Pero claro que algo así nos pasaría a nosotras!".

Jill Justiniani y Erin Cheplak
Jill Justiniani y Erin Cheplak
| Credit: Cortesía de Jill Justiniani y Erin Cheplak

Ambas hermanas se embarazaron alrededor del mismo tiempo. Jill tenía una cesárea programada en el hospital Kaiser Permanente en Anaheim porque los doctores descubrieron que su hijo Oliver venía en una posición complicada para un parto natural.

Silas, el bebé de Erin, debería nacer el 15 de mayo, pero en la mañana del 5 de mayo la embarazada rompió fuente inesperadamente y su hijo se adelantó. ¡Por eso los primos nacieron el mismo día!

Jill, Ian y Oliver
Jill, Ian y Oliver
| Credit: Cortesía de Jill Justiniani y Erin Cheplak

Cuando Erin le dijo a su hermana que había roto fuente, ella le dijo: "te vemos en el hospital", porque ya ella estaba ahí por su cesárea programada.

Zach, Erin y Silas
Credit: Cortesía de Jill Justiniani y Erin Cheplak

Oliver nació a las 6:39 p.m., y Silas a las 11:31 p.m. Las hermanas viven en Yorba Linda, a 5 minutos una de otra. "Es una bendición estar tan cerca", dice Erin, quien se casó con Zach, de 34 años, quien también tiene un hermano gemelo.

"Somos mejores amigas y saber que nuestros hijos van a crecer con la oportunidad de tener una experiencia similar es una gran bendición", añade Erin. "Nos sentimos muy agradecidas por eso".