Tener un bebé no significa que todo sea color de rosa. Las primeras semanas de Michelle Galván con Megan no están siendo fáciles y esta mamá primeriza se sinceró sobre ello.

Por Nuria Domenech
Agosto 13, 2020
Anuncio

Todas la mamás lo saben: tener un bebé dista mucho de ser una tarea sencilla, aunque a veces desde afuera todo se vea de color de rosa. Y si eres mamá primeriza, entonces la cosa se complica más todavía.

Por eso resulta refrescante para muchas mujeres que las súper mamás sean sinceras y de vez en cuando abran su corazón para contar las dificultades que atraviesan, como decidió hacer hoy la guapísima Michelle Galván, quien acaba de dar a luz hace apenas tres semanas.

Credit: Instagram/ Michelle Galvan

La conductora de Primer Impacto se asomó a sus stories con carita de cansada para revelar una verdad: que ser mamá no estaba siendo nada fácil porque la lactancia materna, según afirmó: “Ha sido todo un reto”, dijo mientras daba pecho a su bebé.

“Las mamás primerizas no me dejarán mentir”, confesó. “Mis días han sido pañales, leche, dormir a la bebé y repetir, ¡todo el día así ha sido!”, dijo relatando el sacrificio que implica su nueva rutina, ahora que la pequeña Megan llegó a su vida.

Credit: Instagram/ Michelle Galvan

También explicó porque ha estado alejada de las redes estos últimos días:

“Me he desconectado un poco de las redes sociales porque considero muy importante dedicarme a mi bebé en cuerpo, mente y alma, y así ha sido. Estoy convencida de que la lactancia materna es lo mejor que podemos ofrecer en estos tiempos de coronavirus”, aseveró.

“Vamos bien, ahí vamos...”, añadió, para alejarse de un tono pesimista y dejar una nota más esperanzadora.

La pequeña fue un embarazo muy deseado por parte de esta hermosa mamá y su esposo, Fernando Guajardo.

“MEGAN, eres sin duda todo lo que significa tu nombre: enviada por Dios, fuerte y capaz. Gracias por elegirnos como tus papás, te amamos mucho. El que dude de Dios y sus milagros, vea esta foto, porque para aquel que cree, todo le es posible. Más agradecida no me he sentido nunca”, escribió la mexicana al nacer su bebé.