"Estamos formando a un niño de bien y será un hombre de bien" afirma el empresario al hablar orgulloso sobre su hijo con Ninel Conde quien acaba de celebrar a lo grande sus ocho añitos.
Anuncio
Giovanni Medina
Credit: Mezcalent

Ha vivido la mayor parte de su vida en el ojo público y sus desarrollo entre padres que se han separado siempre ha sido motivo de escrutinio público.

Por eso, cuando la semana pasada Emmanuel, el hijo que procrearon la actriz y cantante Ninel Conde, y el empresario Giovanni Medina, cumplió ocho añitos, la atención se volcó una vez más sobre el fruto único de la relación de la expareja.

Más allá de presumir enormes globos y pasteles y otras extravagancias, el menor fue rodeado del cariño de su familia y de sus amigos y compañeros, según explica a People en Español el empresario mexicano. ¿Regalos y diversión? También los hubo, pero la prioridad fue hacer sentir al menor —quien no estuvo con su madre durante las celebraciones— amado, querido.

"Fue a la alfombra roja de Disney Junior, los fotógrafos le llevaron pastel le cantaron las mañanitas" explica Medina sobre el menor que cursa el tercer año de escuela primaria. "También tuvo una fiesta en el Estado Mayor Presidencial y luego en la iglesia".

Además estuvo el obligado festejo en la escuela. "No ha terminado de abrir los regalos le dieron 63 regalos", explica el orgulloso papá. "[Yo] le di su primer IPhone".

Una foto del recuerdo que Medina compartió recientemente mostrando lo estrecha que es la relación con su hijo y las actividades que comparten juntos:

Emmanuel nació el 21 de octubre "a la 1:16 de la mañana" afirma orgulloso el papá sobre su adorado principito:

Aclarando sin dejar lugar a dudas que las cosas materiales son pasajeras, Medina enfatiza: "Emmanuel es un niño muy feliz, muy atendido, muy sano muy cuidado", acallando a quienes intenten sugerir que por estar lejos de su madre —con quien Medina pelea actualmente la custodia del niño— Emmanuel no estará igualmente bien cuidado, educado. "Aquí en nuestra familia es la prioridad. Que se quede la gente con esa tranquilidad de que estamos formando un niño de bien y será un hombre de bien".

Palabras seguras y decididas de Medina quien mientras espera la decisión del juez sobre la custodia de su hijo procura darle la mejor educación. "Toma clases de equitación, hockey, esquí".