LIVE

Sin complejos y con una gran sonrisa, María Gabriela mostró cómo va su recuperación, una semana después de nacer Milo, y compartió 5 consejos para las mamás embarazadas.

Por Nuria Domenech
Marzo 20, 2021
Anuncio

Fernando Carrillo y su esposa Gabriela Rodríguez recibieron a su primer bebé, Milo, el pasado diez de marzo. El actor y cantante atraviesa un momento emocional muy dulce en Tulum, sólo opacado por los problemas con la mamá de su hijo mayor, Angel Gabriel, a quien no ha logrado ver desde hace ya tiempo.

Así demostraba su plenitud el venezolano hoy mismo, amaneciendo junto a Gaby y su bebito:

"¡Qué zona de felicidad DESCONOCIDA para mí hasta hoy! Dormir y amanecer con tus seres más amados. Gracias ❤ amado DIOS por siempre responder mis oraciones. WOW!! Gracias esposa amada por tu sacrificio de querer ser madre y a baby Milo, por hacerme tan FELIZ. Por enseñarme lo que es AMAR ❤ y sentirse amado. Ojalá y pronto puedan conocer al bello y futuro gran actor ⭐ Ángel Gabriel", recordó como siempre a su primogénito desde que nació su hermanito, para hacerle parte del feliz acontecimiento, aunque sea de lejos.

Su joven compañera, María Gabriela, es mamá primeriza y ha sido muy honesta con sus cambios físicos durante sus nueve meses de embarazo, incluso llegando a asegurar que había llorado al sentirse tan "gorda".

Ahora, una semana después de dar a luz, quiso mostrar sin tapujos ni retoques cómo iba su natural recuperación con esta hermosa foto:

"Quería compartirles 5 cosas que nadie me dijo sobre el post parto:

1. Vas a tener que pasar 24hs en cama (incluso ir al baño en la cama)

2. La vagina queda tan inflamada, que estás 3-4 días caminando como pingüino

3. La ropa interior desechable es lo más cómodo que existe en el mundo mundial

4. Es más el miedo por la primera ida al baño que lo que realmente duele

5. El primer baño que tomas se siente como la gloria".

"Al final", añadió la joven mamá, "no es tan malo en realidad, pero hubiera estado bueno que alguien me contara un poquito cómo iba a ser, jajaja. Aún así nos fue súper bien con la recuperación. Mi esposo amado me cuidó como a una reina, me bañó, me acompañó al baño, me alimentó. A ti mi amor, gracias. Gracias por tu amor, siempre incondicional".

También infundió ánimos a las embarazadas: "¡Les digo que no tengan miedo! Nuestros cuerpos están diseñados específicamente para hacer esto, y la naturaleza es muy sabia", concluyó.