La mamá primeriza disfrutó de un blessingway organizado por "su tribu" en la recta final del embarazo. ¿Sabes qué significado tiene este ritual en comparación con el clásico babyshower?

Por Nuria Domenech
Noviembre 22, 2020
Anuncio

Fernanda Castillo y Erik Hayser se encuentran en la recta final del embarazo de su primer bebé. Conmovidos y emocionados ante el gran acontecimiento, este fin de semana celebraron un bello ritual para honrar a esta mamá primeriza, un blessingway rodeados de “la tribu” de la actriz, quienes le colmaron de regalos y bendiciones.

En esta ceremonia, algo así como un babyshower espiritual, la embarazada se rodea de sus mejores amigas y confidentes para que ellas le brinden la fuerza emocional para dar la bienvenida a su bebé con ritos y oraciones que tienen que ver con la sanación, la armonía y la paz.

Fernanda Castillo celebra su blessingway rodeada de sus amigas en la recta final de su embarazo.
| Credit: IG Fernanda Castillo

Así agradecía la actriz de El señor de los cielos el bello e íntimo momento que le habían regalado sus mujeres favoritas, portando una corona de astas de ciervo y un enorme atrapasueños entre sus manos:

“El día de ayer fue tan especial que se quedará grabado en mi memoria y en mi alma. Tengo todo por agradecer después de un día de sentirme tan amada , tan celebrada, tan acompañada por mujeres que amo y que sé estarán en mi vida de mamá como tribu y respaldo”, escribió.

“Gracias a Bárbara y a Rossana Nájera por este hermoso regalo de ritual, pero sobre todo por tenerlas tomándome la mano siempre. A mis amigas Damayanti Quintanar, Tatiana Dickins, Estela Calderón, Tamara Mazarrasa y Bianca Calderón, madrinas llenas de dones y de cariño, gracias por estar, por sus regalos, por sus palabras y por poner el corazón en esta ceremonia para mí y mi bebé”, continuó.

“Aún a las que no pudieron estar físicamente, las sentí presentes conmigo”, dijo mencionando a Angelique Boyer y María del Carmen Félix.

Credit: IG Fernanda Castillo

Por último, no olvido agradecer al papá de su hijo: “¡Gracias Erik Hayser por consentirnos a todas y ser un anfitrión tan amoroso!”.