Fernanda Castillo se esfuerza cada día por ser la mejor versión de sí misma ante su hijo, y así se lo dejó saber en un conmovedor mensaje.
Anuncio

En diciembre de 2020 Fernanda Castillo se convirtió en madre por primera vez y desde entonces su vida ha sido una mezcla de alegrías, pero también de incertidumbres y miedo. No obstante, la actriz se esfuerza cada día por ser la mejor versión de sí misma ante su hijo y así se lo dejó saber en un conmovedor mensaje que acompañó con una foto dando el pecho.

"Cada día, desde que existes, me esfuerzo por ser la MAMÁ que mereces, Liam", escribió la mexicana en Instagram, junto a una foto con su pequeño.

"Seguro voy a equivocarme mil veces y otras tantas no sabré cuál es el camino correcto. Trataré de no perder la paciencia, pero pasará, trataré de no heredarte mis miedos, pero puede que se cuelen", dijo.

"Trataré siempre ser la mejor versión de mí para ti. Hacerte valiente pero sobre todo libre, enseñarte las cosas más importantes de la vida para que te conviertas en un buen ser humano y un buen hombre. Guiarte, contenerte, acompañarte y un día soltarte para que vueles (voy a tener que ir trabajando en eso desde ahorita)", sostuvo Castillo.

Las palabras de la mexicana han conmovido a sus seguidores, en especial a otras madres que entienden perfectamente ese sentimiento.

"Qué hermoso ver la madre tan maravillosa que eres. No podía ser de otra forma con ese espíritu y corazón"; "eres exactamente la mamá que Liam merece ;)"; "nadie nos enseñó a ser mamás y hacemos lo mejor que podemos las que vivimos este reto de vida. Felicidades por tu entrega y tu amor a tu pequeño", le dijeron.

Luego de que Castillo diera a luz a su hijo Liam el 19 de diciembre de 2020, sufrió un importante problema de salud que la obligó a estar hospitalizada.

Desde entonces, la actriz ha valorado cada instante que pasa junto a su hijo y su pareja Erik Hayser, quien la ha acompañado todo este tiempo.

"Ser mamá es lo más extraordinario que me ha pasado. Es magia y dolor. Es transformación y paz. Es maravilloso, pero todo menos fácil. Es morir y que nazca otra persona. Es superar mis miedos, quiera o no, porque hay alguien que me necesita", aseguró en una ocasión.