La orgullosa mamá sentía pasión por su hija a quien dedicó estas preciosas palabras antes de que perdiera la vida junto a su esposo Kobe Bryant en el fatídico accidente.

Por Teresa Aranguez
Enero 30, 2020
Anuncio

Perder a un ser querido es un hecho muy doloroso pero perder a un hijo lo es aún más. Vanessa Bryant ha sufrido ambas pérdidas con la marcha de su marido Kobe Bryant y su hija Gianna tras el terrible accidente de helicóptero el pasado fin de semana.

Todos quedábamos devastados ante la triste noticia. La madre y esposa ha roto el silencio en un comunicado en redes sociales donde nos hace partícipes de su profundo dolor ante los inesperados hechos. De la noche a la mañana su familia se ha roto en mil pedazos y como bien dice, es difícil imaginar la vida sin ellos.

Queda mucho amor y grandes recuerdos vividos a su lado. La feliz mamá estaba orgullosa de Mambacita, como cariñosamente llamaba a su hija, y así se lo demostraba en sus múltiples mensajes de apoyo y cariño en Instagram. Era su fan número uno cuando la veía jugar al baloncesto, momentos inolvidables que hoy recordamos.

La jovencita de 13 años apuntaba maneras en esto del baloncesto. Brillaba como su padre y prometía convertirse en toda una grande del basket. Los videos tanto de Vanessa como de Kobe en Instagram presumiendo de su hija dejan ver el orgullo tan grande que sentían por su Gigi.

Unos recuerdos vivirán por siempre en su corazón, como sus dos grandes amores a los que asegura extrañar profundamente. “Nuestro amor por ellos no tiene fin, no tiene medida. Ojalá pudiera abrazarles, besarles y bendecirles. Tenerles aquí con nosotros, por siempre”, escribió conmovida.

Como bien indica ahora toca mirar hacia adelante con la fuerza coraje de una madre y sacar adelante a la familia que con tanto amor construyeron ella y Kobe. No será fácil pero sabe que cuentan con el amor de sus dos ángeles desde allá donde estén.