La actriz y cantante apareció al lado de Ime Garza-Tuñón, esposa de su hijo Julián Figueroa ¡y parecen casi de la misma edad!

Por Mayra Mangal
Mayo 12, 2020
Anuncio

El Día de la Madre nos ha dejado lindas imágenes dignas de guardar en la memoria. Una de ellas será sin duda la que nos regaló este lunes Maribel Guardia al posar con Ime Garza-Tuñón, la esposa de su hijo Julián Figueroa y donde más que suegra y nuera ¡parecen hermanas!

La foto fue tomada en el interior de la impactante mansión de la actriz costarricense en México y tiene como fondo un enorme piano de cola blanco en donde reposan dos gigantescos ramos de rosas. Uno es color de rosa (para Ime) y otro rojo pasión para la reina de la casa.

"La bella Ime y yo felices con las flores que nos regaló Julian FF. ¿Les gustan las flores?", preguntó la actriz, cantante y modelo en su entrada.

Guardia está a punto de cumplir 61 años, pero aun así presume en la foto una figura espectacular con un elegante vestido color blanco y enseñando mucha pierna. Por su parte Garza-Tuñón, de 26 —y quien también es cantante— aparece igual de elegante, pero en color azul pastel y con volantes en el pecho. La foto revela la complicidad y buena relación que tienen ambas mujeres.

Imelda —o Ime como se le conoce artísticamente— es la orgullosa mamá del adorado nieto de guardia, Juliancito, y guarda una relación muy estrecha con la familia de su marido. Constantemente viaja al lado de su suegra, como podemos ver en esta bonita postal enviada desde París a través de las redes.

Una publicación de Ime para celebrar el Día de la Madre en la que aparece al lado de su mamá, su abuela y su suegra, las tres mujeres más importantes de su vida. La foto data del cumpleaños de Juliancito, que se celebró en cuarentena por la pandemia de la COVID-19.

La entrada de Guardia suma más de 90,000 "me gusta" y ha recibido una lluvia de halagos comparando a ambas damas con unas verdaderas flores.

Guardia demuestra así que sigue siendo una de las abuelas más sexy del orbe y que conserva su belleza y figura ya pasadas las seis décadas de vida. ¡Que nos pase la receta!