Gracias a la última aparición pública de la duquesa de York, conocemos nuevos detalles de la vida del pequeño principito.

Por Nuria Domenech
Diciembre 05, 2019
Anuncio

Gracias a la visita de ayer de Kate Middleton a un grupo de niños con la organización Family Action, volvimos a presenciar el lado más maternal de la encantadora duquesa de Cambridge, esposa del príncipe William, y una de las personas favoritas de la reina Isabel para representar a la monarquía.

Después de ayudar a los niños a elegir un árbol de Navidad para la escuela, Kate Middleton compartió un chocolate caliente con los presentes. Ahí no tuvo más remedio que recordar a su pequeño Louis, cuando un niño le increpó diciendo: “¡Yo, yo, yo”!

Según aseguró la duquesa, su hijo más pequeño, quien tiene poco más de año y medio, aprendió a decir “yo” antes que ninguna otra palabra. Además, se pasa la vida diciendo yo, yo, yo para llamar su atención y no le deja ni a sol ni a sombra. Ya que no quiere despegarse del lado de su mamá, como diríamos cariñosamente en español el bebecito Louis tiene mamitis, algo típico de su edad.

La última vez que Kate habló acerca de su hijo menor fue hace unos meses, en mayo. Ahí supimos que se movía con extraordinaria rapidez y no podía quitarle los ojos de encima: “¡Me di la vuelta un segundo y al volverme ya estaba arriba del tobogán!”.

Por las declaraciones que con el tiempo van trascendiendo, al parecer el pequeñín de la familia es el más sensible de sus tres hermanos, le encanta jugar en el jardín de palacio e incluso disfruta como nadie las clases de música de su carismática mamá.

En cambio, George y Charlotte son más independientes y les encanta jugar al fútbol…

Según el príncipe William, “George quiere que Charlotte se quede siempre en la portería parando goles, porque dice que él juega mejor que ella”, trata de razonarle a su papá el travieso hermanito.