La hija de la pareja roba cámara con su última travesura e impide que su papá bese a su mami. Millones le han dado "like" al video. ¿Lo has visto?

Por Mayra Mangal
Septiembre 24, 2020
Anuncio

Algunos famosos son criticados por besar en los labios a sus hijos. Pero en el caso de Cristiano Ronaldo, un cómico video surgido en las redes está robándole el corazón a millones por su ternura y un piquito que muestra lo mucho que la nenita quiere a su papi.

La broma comenzó cuando el astro del fútbol y capitán del Club Juventus de Turín llevaba a su preciada Alana Martina dos Santos Aveiro —que este noviembre cumplirá 3 añitos— en brazos. Cuando el astro del fútbol se disponía a darle un besito a Georgina Rodríguez, su pareja y madre de la nena, la menor no ocultó sus celos y se lo impidió de la manera más adorable.

El campeón se disponía a darle un beso a mamá, pero Alana le dice simpática: "No". “Solo uno”, se le oye decir a Cristiano, mientras su hija insiste con su “no”. “¿Y a Alana?”, le pregunta a su hija. “Sí”, dice ella tímida y esperando el ansiado piquito de su papá.

"Amor incondicional. Mamá se queda sin besito. Pero me llenan el alma de amor", exclamó Rodríguez, al compartir la tierna estampa en las redes.

Credit: IG/Georgina Rodríguez

En diciembre, la nena apareció en brazos de su papá robándole muchos besitos.

A su tierna edad, Alana es ya una estrella de las redes con su ternura y ángel, indudablemente heredados de su padre, quien suma 238 millones de seguidores en Instagram. Cada travesura y cada ocurrencia de la princesita roban el corazón de los fans.

La vida de la pequeña Alana es una de privilegios. Se desenvuelve entre viajes en jet privado, la lujosa colección de yates de su padre, mansiones por Europa y un largo etcétera.

Aun así, su mamá y su papi se empeñan en brindarle una niñez sencilla, en la medida de lo que cabe. Llena de juegos, aventuras, una que otra travesurilla y sobre todo: compartirlo todo con sus hermanitos. El mayor es Cristiano Jr. —que ya cumplió los 10 años— y  luego le siguen los gemelitos Eva María y Mateo, de 3. ¡Una familia bella!