June 13, 2018 03:20 PM

Las mamás del mundo, nobles, ricas o plebeyas, somos todas iguales: debemos recurrir a todos los trucos posibles para poder sosegar a nuestros chiquitines, especialmente en ocasiones en que su buen comportamiento es clave.

Y Kate Middleton no es la excepción. Eso quedó clarísimo este domingo cuando la duquesa de Cambridge, de 36 años, puso a prueba un viejo truco para que el príncipe George, de cuatro años y su hermanita, la princesa Charlotte, de tres, pudieran estar tranquilos, pero contentos. ¿Y cuál era la ocasión? Un -prolongado- partido de polo en que participó su papá, el príncipe William, en Gloucester, Inglaterra.

Vestidos de forma muy fresca y veraniega, madre e hijos se dejaron ver sentados en el césped felices y jugando. En determinado momento, asegura un testigo, la duquesa les dijo a sus niños: “¡El primero en llegar hasta el campo de polo es el ganador!” La nuera de Meghan Markle “estaba tratando de que ellos se cansaran antes de que se tuvieran que subir al auto para marcharse”, aseguró dicha persona.

Embed from Getty Images

Embed from Getty Images

Embed from Getty Images

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

El viejo truco de gastar sus energías pareció funcionar, pues a juzgar por las fotos, los niñitos se portaron de lo más bien. La princesita deslumbró con un sencillo vestido rosado de la marca Zara y las gafas de sol con las que jugueteó por un rato. Por su parte, su hermano despertó cierta controversia, pues fue captado jugando con una pistola de juguete con un amiguito, cosa que algunos le criticaron.

Pero los que saben, aseguran que Kate es súper buena mamá. “Kate es una madre fantástica”, dijo uno de los espectadores del partido a People. “Estaba tranquila con los niños. Dejó que se soltaran el pelo”. Excelente idea.

 

 

 

 

You May Like

EDIT POST