A unos días de cumplir un mes de la muerte de su bebé, la modelo ha compartido una desgarradora carta donde cuenta qué pasó y se dirige a quienes le critican por las reveladoras fotos del trágico momento.

Por Teresa Aranguez
Octubre 28, 2020
Anuncio

Cualquier muerte es siempre una durísima noticia que contar pero si es la de un bebé que no ha tenido la posibilidad de nacer con vida, lo es mucho más. A primeros de octubre Chrissy Teigen y John Legend informaban a través de sus redes la terrible tragedia personal que azotaba sus vidas: habían perdido a su hijo Jack que nació sin vida.

Casi un mes después del doloroso hecho, la modelo y empresaria ha tenido la valentía y el coraje de compartir una carta abierta desde el corazón para informar qué fue exactamente lo que pasó. Su nombre es placenta abrupta, una condición que impide que los nutrientes lleguen al bebé y desemboca en el peor de los desenlaces.

Lo primero que quiso decir a sus seguidores es "gracias" por la cantidad de notas de amor y cariño que han recibido. "Después de perder a Jack, me sentí muy preocupada por no ser capaz de agradecer a todo el mundo por su extrema bondad", explica en su escrito. Pero igual que apreció a quienes le escribieron mensajes de aliento, también tuvo unas palaras para quienes no entendieron que publicase fotos tan explícitas de este momento.

"Le pedí a John y a mi madre que tomaran fotos sin importar lo incómodo que esto era", comienza su testimonio. "Él lo odió, en ese momento no lo entendía", explica Chrissy con detalle sobre la reacción de su marido. Luego no solo lo entendió sino que aplaudió la causa por la que su mujer le había pedido algo tan sumamente doloroso.

"Estaba convencida de que tenía que compartir esta historia", cuenta en su relato. "No puedo explicar lo poco que me importa que odien estas fotos ni mucho menos que sea algo que ustedes no hubieran hecho. Yo lo viví, elegí hacerlo y más que nada porque estas imágenes son para quienes han pasado por lo mismo o tienen la curiosidad de saber de qué se trata todo esto. Las fotos son para la gente que las necesita, los pensamientos de otras personas no me interesan nada", escribió tajante.

Dicho esto quiso compartir otro de los momentos más duros de todo lo vivido, cuando su chiquitín nació y ella, su madre y John le arroparon y abrazaron con todo su amor sin poder soltarle. "Cada uno le despedimos de nuestra manera, mi madre con una oración tailandesa y yo besándole una y otra vez sin poder parar, podían haber sido 10 minutos o una hora", prosigue su desgarradora declaración.

A día de hoy el dolor se ha equiparado con el amor gracias a tantas muestras de afecto sinceras. Asegura estar rodeada de las pancitas de sus amigas embarazadas y "nada me hace más feliz". A sus hijos les ha explicado que Jack sigue vivo en el viento, en los árboles y las mariposas que ven porque el amor verdadero vive eternamente.

En apenas unas horas la entrañable y valiente carta de Chrissy roza los 3 millones de Me Gusta, imposible que las palabras tan sinceras de una madre no lleguen al corazón. Todo el amor del mundo para ella, su preciosa familia y Jack, allá donde esté este angelito.