La conductora venezolana compartió una imagen de su ya no tan pequeña que muestra cuánto ha crecido la niña de sus ojos. No cabe duda que ha heredado el estilo y la belleza de su mamá.
Anuncio

Como dice el refrán, de tal palo, tal astilla. La última imagen que Chiquinquirá Delgado ha compartido de su hija Carlota ha sido una bomba de ternura al ver lo grande y bella que está la chiquitina de la casa.

La hija de la venezolana con Daniel Sarcos está hecha toda una mujercita que ya va desarrollando su propio estilo y que mantiene la elegancia y el saber estar de su mamá.

"Mi pedacito de cielo", escribía Chiqui de su princesa de 10 años que le tiene enamorada. Aunque no suele sacar muchas fotos de ella, cuando lo hace las redes se vienen abajo por la dulzura y el carisma de la pequeña.

Su carita también tiene mucho de su papi, el afamado presentador venezolano. Y ahora que se está haciendo mayor sus rasgos se asemejan bastante a los del conductor, actualmente afincado en República Dominicana.

Pero sin duda, la sonrisa, la actitud y la dulzura la ha sacado de su progenitora. Carlota causó sensación con este vestido blanco acompañado de un bolso a juego que le hacen ver como una auténtica modelo.

La benjamina y su mami forman un equipo perfecto y las fotos de ambas juntas son la viva imagen de la felicidad. Carlota vive con su mami y su pareja, el periodista Jorge Ramos con quien ha hecho muy buenas migas.

Aunque todavía es muy pequeña para saber hacia dónde se encaminará, estilo y gusto para la ropita no le faltan, así que podría seguir perfectamente los pasos de la modelo. ¿Qué mejor maestra que ella?