LIVE

Stephanie Himonidis, mejor conocida como Chiquibaby, comparte en exclusiva que será mamá por primera vez

Por Carole Joseph
Marzo 04, 2021
Anuncio
Chiquibaby Digital Cover
Credit: Foto: Kike Flores/@kikefloresphoto; Peinado y maquillaje: Marco Peña/@marco_hair_makeup; Estilista: Reading Pantaleon/@readingp; Vestuario: Misura/@misurastore; Joyas: Gold Center/@goldcenter

Tras posponer su quimera de ser madre por tres años debido a compromisos laborales y mudanzas, en septiembre Chiquibaby ya no pudo más. "La pandemia fue un momento de reflexión para mí. Pensé que no podía dejar de hacer mis decisiones con base en lo que [pasara] alrededor mío", cuenta la mexicana de 40 años, que no sabía si los cambios en hoy Día (Telemundo) la afectarían a ella.  "Muy independiente [de lo] que iba a pasar en mi carrera en Miami, sentía que era el momento perfecto para empezar un proceso [de embarazo]".

De la mano de su esposo por siete años, el programador de radio Gerardo López, la conductora cuyo nombre de pila es Stephanie Himonidis inició un tratamiento de fertilización in vitro. "Tengo la gran fortuna que fue mi primer tratamiento, mi primera aplicación y pegó", dice llorando Chiqui, quien decidió someterse a este tratamiento porque consideró que le ofrecía las mayores probabilidades de quedar encinta. "He sido muy afortunada porque muchas mujeres lo intentan y no pueden, y Dios me dio la oportunidad de ser mamá y eso me tiene muy feliz y muy agradecida".

Tanto, que la rubia que ya tiene catorce semanas de embarazo quiere aconsejar a las mujeres que desean convertirse en madres —y que por miedo y desinformación no saben de los procesos que existen para ayudarlas. "Con mi historia quiero pasar la información a las nuevas generaciones, el que tú te hagas un tratamiento de fertilidad puede ser por muchas razones y no por tu edad o porque no [puedes] ser mamá", acota. "Al final del día, aunque las opciones son científicas, sí creo que la voluntad de Dios es muy importante; el tener esa fe que todo va a salir bien".

Y si alguien tuvo fe en que Chiqui cumpliría su sueño, fue su compañera y amiga Adamari López. "Me prestó una virgencita, la Virgen de la Dulce Espera, que tiene una barriguita. Me la prestó porque Adamari sabía que yo quería ser mamá", comparte Chiqui con emoción. "Es una virgen embarazada y dicen que te la tienen que prestar. Ella me acompañó en el camino y siento que [las] cosas me salieron bien y aquí estamos en ese proceso".

Uno que además de la felicidad también trae consigo algunos achaques. "No es morning sickness, para empezar es all day sickness porque todo el día te sientes mal", dice con tremenda carcajada la copresentadora de hoy..., quien si fuera por ella estaría dormida las 24 horas del día. "Comadre, estoy comiendo lo que nunca he comido", ríe. "Me estoy tomando un refresco todos los días. Se me antoja todo lo que no debo comer, lo que no comía en mi menú. Ahora se me antoja el burrito con frijoles, una Coca-Cola". Y agrega: "Ahorita no me pongo un bikini como la Natti Natasha, no tengo el glamour. Quiero que me traigan un chocolate y una dona aquí a un lado".

Con bikini o no, lo cierto es que Chiquibaby luce radiante y aquí comparte en exclusiva con People en Español un poquito de su luz. ¡Felicidades a la futura mamá!

Chiquibaby Digital Cover
Credit: Foto: Kike Flores/@kikefloresphoto; Peinado y maquillaje: Marco Peña/@marco_hair_makeup; Estilista: Reading Pantaleon/@readingp; Vestuario: Misura/@misurastore; Joyas: Gold Center/@goldcenter

¿Cuántas semanas tienes de embarazo?

Tengo 14 semanas. Estoy con la gran ilusión de estar embarazada.

¿Ya lo venían buscando?

Siempre quise ser mamá, desde que me casé con mi esposo. Tenemos casi siete años de casados. Desde que me casé fue una de las cosas [que platicamos]: 'Oye, mi amor, a mí me gustaría ser mamá. Quiero saber si tú quieres más hijos'. Obviamente lo iba a planear. El tiempo es perfecto.

Tengo como tres años tratando de planear el embarazo. Primero me fui a Rusia en el 2018 para la Copa del Mundo de fútbol. Dije que cuando regresara de Rusia [buscaría familia]; después mi marido me dijo de comprar una casa. Estábamos en California, y [ya sentía] el tictac del tiempo; no podía esperar tanto para embarazarme.

Yo dije: 'Ya una vez tenga la casa, ahora sí planeo embarazarme'. Ya estaba establecida en Los Ángeles. No pensé que en ese momento mi carrera iba a tener otro [cambio] tan grande. Siempre lo anhelé, pero no lo estaba buscando. En el 2019 empiezo las pláticas para venir a [Miami] a Un nuevo día. Me vengo a Miami. Y obvio, me acababan de contratar, no me iba a embarazar en los primeros seis meses. Estaba siendo muy consciente.

Pasa el 2019 y luego llega la pandemia. La pandemia fue un momento de reflexión para mí y para mi esposo, y yo dije: '¿Sabes qué? Tengo muchas cosas bonitas en mi vida: tengo una bonita familia, un magnífico esposo, una carrera muy bonita, he hecho de todo'. Estoy en una cadena que me da la oportunidad de seguir creciendo, [sobre todo] cuando pasan los cambios de Un nuevo…, para mí fue una bendición que me quedara en el show.

Y pensé que no podía dejar de hacer mis decisiones con base en lo que [pasara] alrededor mío. Muy independiente [de lo] que iba a pasar en mi carrera en Miami, yo sentía que era el momento perfecto para empezar un proceso.

Chiquibaby Digital Cover
Credit: Foto: Kike Flores/@kikefloresphoto; Peinado y maquillaje: Marco Peña/@marco_hair_makeup; Estilista: Reading Pantaleon/@readingp; Vestuario: Misura/@misurastore; Joyas: Gold Center/@goldcenter

¿Cuándo pusiste en marcha el plan?

El año pasado, en septiembre inicié el proceso de fertilización in vitro. Tengo la gran fortuna que fue mi primer tratamiento, mi primera aplicación y pegó. En diciembre 20 me dieron la noticia que estaba embarazada. Pero como no era un proceso de una mujer normal, tenía que cuidarme más y por eso es que empecé a decir [la noticia] hasta finales de enero. Me he esperado hasta ahora para hacerlo un momento especial.

Soy muy bendecida, muchas mujeres [creen que] el IVF es una moda, pero de verdad es un proceso muy fuerte para la mujer, es un proceso muy invasivo aunque no lo creas. Y mi cuerpo ha sido muy agradecido; obviamente sí me hinche, si tuve momentos difíciles. Hay mujeres que le tienen miedo a las agujas. Yo me inyectaba las mañanas antes de ir al programa. No dejé de trabajar nunca.

Ha sido un proceso duro, pero ahora que volteo atrás he sido muy afortunada porque muchas mujeres lo intentan y no pueden, y Dios me dio la oportunidad de ser mamá (llora) y eso me tiene muy feliz y muy agradecida.

Chiquibaby Digital Cover
Credit: Foto: Kike Flores/@kikefloresphoto; Peinado y maquillaje: Marco Peña/@marco_hair_makeup; Estilista: Reading Pantaleon/@readingp; Chiquibaby: Vestuario: Misura/@misurastore; Joyas: Gold Center/@goldcenter; Gerardo: Vestuario: Nordstrom/@nordstrom

¿Por qué decidiste hacer fertilización in vitro?

Simplemente lo hicimos así porque era la manera más exitosa de quedar embarazada. Sí me tuvieron que inyectar para sacar los óvulos. Lo defino como una montaña rusa, este proceso es una montaña rusa. Lo más pesado es que tus óvulos sean de calidad. Hay mujeres que les sacan 20 óvulos y no pueden. A mí me sacaron 9 y de los 9 se formaron 4. Al final lo que más me estresó es que me pusieran [el embrión] porque muchas conocidas que han pasado [por esto] su cuerpo lo rechaza. Seguí todas las indicaciones. Durante 48 horas [no te tienes que mover], tienes que estar en cama. Traté de seguir todas las indicaciones y mientras pasa todo esto que te ponen el embrión te están atascando de progesterona y de estrógeno. Y no es solamente que eres una mujer embarazada, después que te dicen que estás embarazada te tienes que esperar un mes para ver el ecosonograma.

Es muy importante que la gente sepa que no es un proceso tan fácil. Pero al final del día estoy embarazada, estoy feliz —a pesar de los achaques que he tenido.

¿Cómo te ha apoyado tu marido? ¿Él padeció también?

Él ya tiene tres hijos y su apoyo fue indispensable. Aplaudo a las mujeres que lo hacen solas porque es mucho más difícil que no tengas a nadie a tu lado, y mi esposo ha sido un angelito en mi camino y obviamente está loco de gusto de que va a volver a ser papá.

Chiquibaby Digital Cover
Credit: Foto: Kike Flores/@kikefloresphoto; Peinado y maquillaje: Marco Peña/@marco_hair_makeup; Estilista: Reading Pantaleon/@readingp; Vestuario: Misura/@misurastore; Joyas: Gold Center/@goldcenter

¿Cómo fue el momento en que el doctor les dio la noticia de que el tratamiento había funcionado?

Imagínate, de verdad fue una combinación de que respiras hondo y que te da muchísima felicidad, pero también quieres romper en llanto de la emoción. Fueron muchos sentimientos al mismo tiempo, pero también sabía que tenía que cuidarme en los próximos meses para que todo estuviera bien. Fui muy precavida en ilusionarme y fue el mejor regalo que me pudo dar la Navidad.

Cerré el año con broche de oro. Aunque quería gritarlo a todo el mundo, por obvias razones hasta que el doctor me diera luz verde lo pude hacer.

¿Cuándo fue que le dijiste a tu familia y amigos?

Mi familia inmediata, mi hermano y mi mamá, ellos sabían que estaba en un tratamiento. No pude viajar en Navidad y Año Nuevo por ordenes del doctor, entonces evidentemente tuve que decirles la razón por lo que no podía viajar. No podía mentirles y tuve que ser muy honesta con ellos. Y el 20 [de diciembre] les compartí [la noticia]. Mi mamá muere de gusto. Aunque mi hermano es más chico que yo —y tiene dos niños— mi mamá tenía 30 años pidiéndome ser abuela (risas).

¿Ya tienen los nombres?

Ya tenemos opciones, pero no hemos querido compartirlo porque cuando lo dices muchas personas tienen opiniones. Desde el día uno ya tenemos nombres.

 ¿Cuáles son los achaques de los que hablabas?

Le voy a reclamar a todas mis amigas que conozco que han sido mamás porque nadie me dijo de los achaques. No es morning sickness, para empezar es all day sickness (risas) porque todo el día te sientes mal. Lo bueno es que no me tocó vomitar. No he vomitado; hay mujeres que [dicen que] es mejor que vomites porque vomitan y se sienten bien. No he vomitado pero desde enero y febrero me [desconozco]. Soy una mujer llena de energía, siempre quiero salir, hacer cosas. Y ahorita, ya estoy mejorando... Pero no comadre, estoy comiendo lo que nunca he comido. Me estoy tomando un refresco todos los días. Se me antoja todo lo que no debo comer, lo que no comía en mi menú. Ahora se me antoja el burrito con frijoles, una Coca-Cola que nunca comía eso.

No como mucho, pero mis antojos y mi dieta han cambiado. Al bebé se le antojan completamente cosas diferentes. Los cambios de gustos por la comida te cambian. Y ese malestar de que te da asco, sí. No he aborrecido los olores, pero por ejemplo el bote de basura necesito que lo saquen diario, estoy supersensible a los olores. La trufa no la puedo soportar porque es demasiado olorosa; las ramitas para aromatizar la comida como el romero, la albahaca, esos quítamelos por favor. No los puedo soportar. Ahorita no me pongo un bikini como la Natti Natasha, no tengo el glamour (risas). Quiero que me traigan un chocolate y una dona aquí a un lado.

También he tenido un sueño que no se me quita. A toda hora yo puedo dormir, y eso no se me ha quitado por completo.

Chiquibaby Digital Cover
Credit: Foto: Kike Flores/@kikefloresphoto; Peinado y maquillaje: Marco Peña/@marco_hair_makeup; Estilista: Reading Pantaleon/@readingp; Vestuario: Misura/@misurastore; Joyas: Gold Center/@goldcenter

Mencionabas que durante la pandemia reflexionaste mucho…

Aprendí que a veces las cosas a las que les damos menos importancia son las más valiosas, aprendí que la familia lo es todo. Sentí que aunque había hecho muchas cosas y tenía un marido maravilloso —tengo familia de parte de él y mi familia son mi todo— a mí me hacía falta realizarme como mamá.

Era algo que sí sentía, que necesitaba hacer, pero sabía que se lo tenía que dejar a Dios. Él era el último que tenía que tomar la decisión si quería que me convirtiera en mamá o no. Por realizarme en mi carrera me tomé un poquito más de tiempo de lo que dice la sociedad. Pero al final del día siento que ha sido el momento perfecto y lo estoy disfrutando al máximo.

¿Sentías el reloj biológico que te presionaba?

No, era como un necesito, era un quiero, lo anhelo. Por el estilo de vida que he llevado que ha sido enfocado a mi carrera, sí llegó un momento que siento que mi misma familia me presionó y como que me rebelé. [Dije:] 'Voy a ser mamá cuando yo quiera y cuando Dios me lo permita, pero no me presionen'. A veces sí siento que a las mujeres se nos presiona mucho, de que 'Ya tienes que ser mamá porque tienes 28 años'. Y eso no está bien.

Tenemos que ser conscientes de que las mujeres tenemos que saber que sí, efectivamente, tenemos un reloj biológico y yo les digo a las nuevas generaciones que si realmente quieren ser mamás que consideren congelar sus óvulos, es una buena opción; en algunas ocasiones el seguro lo cubre.

Los tabús y los estereotipos de nuestra cultura [pueden crear una] desinformación. Hay muchas opciones [para ser mamá].

Con mi historia quiero pasar la información a las nuevas generaciones. Por ejemplo, el que tú te hagas un tratamiento de fertilidad puede ser por muchas razones y no por tu edad o porque no [puedes] ser mamá. Hay que respetar, siempre hay opciones. Gracias a Dios existen.

Al final del día, aunque las opciones son científicas, sí creo que la voluntad de Dios es muy importante; el tener esa fe que todo va a salir bien.

Chiquibaby Digital Cover
Credit: Foto: Kike Flores/@kikefloresphoto; Peinado y maquillaje: Marco Peña/@marco_hair_makeup; Estilista: Reading Pantaleon/@readingp; Chiquibaby: Vestuario: Misura/@misurastore; Joyas: Gold Center/@goldcenter; Gerardo: Vestuario: Nordstrom/@nordstrom

La fe es vital…

Adamari [López] me prestó una virgencita, la Virgen de la Dulce Espera, que tiene una barriguita. Me la prestó porque Adamari sabía que yo quería ser mamá. Es una virgen embarazada que es de ella y dicen que te la tienen que prestar. Ella me acompañó en el camino y siento que [las] cosas me salieron bien y aquí estamos en ese proceso. Sé que me falta un proceso muy largo de por vida.

¿Ya tienen arreglado el cuarto?, ¿se mudan de casa?

Este bebé me ha cambiado la vida, yo no estoy preocupada por eso que le preocupa a mi marido; se ve que soy mamá primeriza (risas). Estoy preocupada porque ya no quiero sentir las nauseas, quiero sentirme bien, es mi mayor preocupación y que yo y mi bebé estemos bien, pero Gerardo ya escogió la cuna. Vivimos en Brickell pero estamos buscando nueva casa. Y él insiste en que me quiere comprar una van. Si Dios nos permite que encontremos otro lugar, [ya se verá]. Estoy muy feliz y muy positiva.

Chiquibaby Digital Cover
Credit: Foto: Kike Flores/@kikefloresphoto; Peinado y maquillaje: Marco Peña/@marco_hair_makeup; Estilista: Reading Pantaleon/@readingp; Vestuario: Misura/@misurastore; Joyas: Gold Center/@goldcenter

¿Tienes algún miedo?

La maternidad no me ha dado miedo. Lo que sí los dos meses que no me he sentido bien, como sentirte que no eres tú, eso me preocupaba.

¿Qué ha pasado con tu rutina de ejercicio?

Mi doctora me dijo que podía hacer cualquier rutina de ejercicios. He tratado de caminar por donde vivo. Tengo una bicicleta y la uso aquí [en casa]. Hago yoga prenatal como tres veces a la semana.

Lo que sí quiero es hablar de moda de maternidad, lo que encuentro por aquí está muy feo. Quiero vestirme cool y quiero bailar y hacer Reels, ¡pero espero tener la energía para hacer todo esto!