¿Te encuentras en estado de buena esperanza? La bellísima conductora de Univisión nos da 5 tips que ella considera imprescindibles para toda mamá primeriza. Son las cosas de la maternidad que tuvo que descubrir por sí misma porque nadie le advirtió...

By Nuria Domenech
December 22, 2019 12:15 PM

Uno de los rostros más amables de la televisión latina en los Estados Unidos, Carolina Sarassa viene hoy para contarnos en exclusiva algo muy importante que todas las mamás en la dulce espera de su primer bebé deberían saber. Si estás en estado de buena esperanza o conoces a alguien que lo esté, ¡no dudes en compartirlo porque les será de mucha ayuda!

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETIN

Esta bella colombiana lleva casada con el ejecutivo de televisión Andrés Chacón casi ocho años. Hace diez meses nacería esta preciosura llamada Chloé Sophía que se ha convertido en la luz de sus ojos. Pese todo el amor que trajo a su vida, Carolina Sarassa reconoce cinco puntos que le hubiera encantado que alguien le contara para estar más preparada antes de la llegada de su pequeña. Son los siguientes:

– El matrimonio cambia: Mi mamá siempre me dijo que el matrimonio empezaba cuando uno tenía hijos, pero no entró en detalle. Tengo un esposo maravilloso y eso ha ayudado muchísimo para enfrentarse a que ya no es ¿mi amor, cómo estás? Sino, “Mi amor, pásame el pañal”.

– Prepararse mentalmente para amamantar: Yo estaba segura desde el principio que iba a amamantar. Tomé muchas clases de parto y postparto, pero nunca de amamantar porque pensaba que era algo que ocurriría naturalmente. Al nacer mi bebé, me sentí perdida al darme cuenta lo difícil que era. Afortunadamente y después de mucho esfuerzo, aprendimos las dos y hoy puedo decir con orgullo que mi niña cumple 10 meses y sigo dándole exclusivamente su leche materna.

– Pasarán días sin bañarte: Amo a mi bebé con locura y no quiero separarme ni un segundo de ella. Les confieso que cuando nació la bebé, pasaron días donde me tocaba esperar a que mi esposo llegara a casa en la noche para meterme a bañar. No querían dejar a mi chiquita sola ni un segundo.

– Compra ropa con botones para tu bebé: No es nada fácil vestir a un bebé cuando está llorando y el hueco de la pijama es demasiado estrecho para su cabecita. Compré mucha ropita “porque era bonita” en vez de cómoda. Nadie me dijo que no me dejara llevar por lo lindo y me enfocara en lo que fuera fácil de poner: botones de “clip” y ropita cruzada.

– ¡Sacar un moquito requiere estrategia! Es fácil ver a un niño con un moquito y pensar: “Mamá descuidada”. Ahora que soy mami, entiendo como en ocasiones me ha tomado horas sacarle un moquito a mi bebé. ¡Venden unos palitos de plástico con una pequeña red como para pescar que me han salvado la vida!

Advertisement