La conductora venezolana se emocionó hasta las lágrimas al compartir uno de los logros más importantes y deseados para su hija adolescente. ¡Qué orgullo!

Por Teresa Aranguez
Diciembre 10, 2020
Anuncio

El 2020 ha sido un año lleno de curvas para Carolina Sandoval. Pero todas las ha tomado con suavidad y las ha dejado atrás con la fuerza y las ganas que tanto la definen. Meses después de su salida de Suelta la sopa se puede decir que su vida ha dado un giro de 180 grados y para mucho mejor.

Además de crear su propio contenido en redes con sus famosos almuerzos y trasnochos (todo un éxito, por cierto), también ha podido disfrutar del mayor premio que le ha dado la vida: su familia.

Su más reciente entrega en Instagram ha vuelto a estar llena de emoción, esa que Carolina no sabe ni quiere disimular y que le ha hecho emocionarse hasta las lágrimas. Su hija mayor, Bárbara Camila, convertida en toda una mujer, ha dado un paso más en su vida que anuncia feliz.

A pesar de las circunstancias y del año tan lleno de obstáculos para todos, su hija mayor se ha superado a sí misma y ha logrado unas calificaciones excelentes. Tal así que las mejores universidades de Florida se la rifan. Un notición que ambas contaban entusiasmadas en este directo tan entrañable.

"Esas cosas lindas que nos suceden a las madres, a mi Barbie de carne y hueso ya la aceptaron en tres universidades en Florida, pero ella hasta abril más o menos no recibe las demás respuestas... Y hasta una beca le están ofreciendo por sus calificaciones. No se imaginan lo que siente mi corazón. Le doy gracias a Dios por tantas bendiciones y que siempre se haga su voluntad", escribió la mamá toda emocionada.

En el video, esta bella preuniversitaria cuenta encantada de la vida lo que espera y lo que siente. "Estoy emocionada porque esta es ya la próxima etapa de mi vida en la que yo ya voy a ser una mujer, voy a crecer, voy a formar mi carrera y todas esas cositas", explicaba con una gran madurez.

Así es Bárbara Camila, su pérdida de audición no ha sido un impedimento para que siga creciendo como ser humano y luchar por sus metas. Al contrario, ha sido un empujón para superarlas y demostrarle al mundo que todos tenemos la capacidad de conseguir lo que uno se proponga.

Mientras ella compartía la buena nueva, su mami la miraba y no podía evitar romper a llorar de pura felicidad. "No les puedo ocultar que soy una llorona horrorosa, yo sé sus ganas grandísimas de vivir muchas cosas, de vivir sola. Y no está mal, está muy bien. Como dice mi mamá, no dejes que nada ni nadie te quite tus ganas de volar, ni siquiera yo", expresó.

La joven ha elegido la carrera de Biología, así que enhorabuena por todo lo conseguido hasta ahora ¡y por todo lo hermoso que está por llegar!