La presentadora venezolana no se arrepiente de ¡NADA!

Por Carole Joseph
Septiembre 16, 2020
Anuncio

El día número 57 de su cuarentena, Carolina Sandoval recibió una llamada que cambiaría su destino laboral y su vida familiar para siempre. “Llaman a mi mamá que tenía que ir al doctor por sus medicinas; [me enteré en ese momento de que] tenía un año tomando una medicina para el temblor”, recuerda con la voz entrecortada la venezolana de 46 años de ese día del pasado mayo. “Mi esposo la lleva al médico. Yo estaba sola en la casa y me [llama] mi hermana de golpe [y me dice:] ‘Mira, Carolina, hace un año sé que mi mamá tiene párkinson, ella se acaba de enterar ahorita [en la consulta del doctor]’. Lloré bastante”.

Giovanna Molina

Sandoval tuvo que secarse esas lágrimas cuando poco después regresó a la casa su mamá, Amalia Guzmán de Sandoval, de 73 años, quien se sinceró con su hija. “Se le salió una lágrima y me dice: ‘Bueno hija, tengo párkinson y me vas a dejar hacer lo que hago. Me vas a dejar seguir botando la basura, bajando las escaleras”, narra la también empresaria, que quedó perpleja con el diagnóstico que su hermana le había ocultado a ella y a su madre para no preocuparlas. “Necesito seguir lavando; sé que esto está, pero Amalia sigue siendo igual”.

Giovanna Molina

Quien no pudo ser la misma fue Sandoval. Tras hacer pública la enfermedad de su progenitora —quien vive con ella en Miami— en una transmisión en vivo en las redes sociales, no volvió al estudio en que copresentaba el programa Suelta la sopa (Telemundo). “Mi mamá ha dado todo por mí”, resalta Sandoval, quien asegura que su ausencia del show se debió a que la productora, High Hill Entertainment, la despidió abruptamente porque se negó a regresar al set de grabación por miedo a contagiarse del coronavirus y luego llevarlo a casa, donde podría afectar a su madre. (People en Español contactó a la productora, así como a Telemundo, para obtener su punto de vista y no obtuvo respuesta.) “¿Tú crees que iba a permitir que por una imprudencia mía o por ir a trabajar en el estudio [mi mamá] se me contagiara?, ¿sabes qué? No”.

Giovanna Molina

Y es que su familia es algo que Sandoval asegura no estar dispuesta a arriesgar. “Si volviera Dios a poner todas las cosas que pasaron en el orden que sucedieron, volvería a hacerlas igual”, insiste la venezolana. "El trabajo es parte de tu vida, pero no es lo más importante”.