Kulture Kiari apareció al lado de su mami con su bolso a juego. El de ella es de casi $10,000, el de @Cardi B de $35,000 ¿lo has visto?

Por Mayra Mangal
Septiembre 01, 2020
Anuncio

Las redes están ardiendo con una foto que publicó Cardi B al lado de su hija Kulture Kiari, de 2 años, en la que la nenita aparece vestida de punta en blanco y con un bolso de la marca francesa Hermès de —cuéntenlos— casi $10,000 dólares.

"Yo y mi beba", apuntó sencillamente la intérprete de "WAP" en la foto en que ambas aparecen con gafas de sol, todas vestidas de color rosa y rodeadas por globos y un fondo del mismo color.

El bolso modelo Birkin, uno de los más codiciados de dicha marca de lujo —y que por lo general da pie a una larga lista de espera entre quienes buscan ser las felices poseedoras del codiciado modelito— no es nuevo. De hecho se hizo famoso cuando Offset, el papá de la menor, se lo regaló a su hija en su segundo cumpleaños el pasado 10 de julio.

En aquella ocasión, la afortunada nenita apareció en una entrada al lado de su mamá en la que se observan las manos de ambas cuajadas de diamantes y oro. Ante los comentarios en las redes criticando el gesto de Offset hacia su hija, Cardi se defendió diciendo: "No estoy enojada de que su papá le haya comprado una Birkin. Ella va a hacer juego con su mami".

Cardi B y Kulture, presumiendo sus regalos en el cumpleaños número 2 de la nena.

Kulture y su papá, el rapero Offset, integrante del trío Migos, hace un par de semanas.

Los lujos de la niñita han levantado cejas constantemente. Al respecto, Cardi B aseguró en exclusiva a People en Español en una historia de portada del 2018 que está consciente de que su hija tendrá una vida distinta a la de muchos otros niños, pero aun así su herencia, sus raíces y el lugar de donde vino su madre no deberán olvidarse nunca.

"Va a ser criada en una mansión, va a tener lo que quiera de mí y de su papá, pero también quiero que sea humilde", asegura la orgullosa madre criada en El Bronx y quien de adolescente se unió a la pandilla Bloods y también trabajó de cajera en un supermercado y como bailarina exótica.

"La voy a llevar adonde sus primos, a la casa de su abuela y quiero que vea cómo vive la gente en mi comunidad. Quiero que sea humilde, que comparta, que no sea creída", asegura. "Le voy a enseñar tantos idiomas como pueda. He oído que cuando eres muy chiquito, aprendes rápido. Quiero que hable al menos cuatro idiomas: español, inglés, francés y estoy amando el italiano. ¡Amo cómo habla esa gente! Estoy muy orgullosa de mi herencia hispana".