Muy recelosa de su intimidad, la cantante mexicana ha compartido un entrañable video con Camila, de 11 años, que ha enamorado por la gracia y simpatía de la adolescente.

Anuncio

En el verano del 2009 Yuri recibía uno de los mejores regalos de la vida, su hija Camila. La pequeña llegó a sus brazos cuando apenas tenía siete meses y lo hizo para llenar sus días de mucho amor. A sus entonces 45 años, la artista cumplía uno de sus sueños y así lo compartía con el mundo.

Hoy, esa pequeñaja es una mujercita de 11 años que se divierte con su mami de lo lindo. Así lo han demostrado madre e hija en un divertidísimo video en redes donde ambas se arrancan a cantar y bailar en pleno encierro en casa por culpa del coronavirus.

Es una de las poquísimas veces que Yuri enseña a su hija ya que suele mantenerle al margen de su mundo de luces, cámaras y focos. Verlas juntas y de esta guisa ha sido un regalazo para sus seguidores que se han deshecho en piropos para la bella adolescente.

“Al mal tiempo buena cara”, escribió una divertidísima Yuri una vez más haciendo de las suyas y matando el tiempo en estos momentos de adversidad e incertidumbre. “Fe, oración, quédate en casa”, añadió.

Las imágenes llegaron a los corazones de sus fans al ver a Camila tan grandota y hermosa. “Tu hija ya va a estar más alta que tú”, “¡Qué grande la niña!”, “Qué hermosa y grande está tu hija”, “Qué linda la niña”, dicen tan solo algunos de los muchos comentarios bonitos.

La ya no tan pequeña fue recibida por ella y su esposo Roberto Espinoza con todo el amor del mundo después de que la también conductora ya no pudiera ser mamá biológica. Una decisión que ha transformado sus vidas y llenado de satisfacción como padres y pareja, a la que unió aún más si cabe.