"Yo no te juzgo a ti si celebras porque tú tienes poder de decisión y tú haces lo que tú quieres, el problema es cuando tratan de imponer", aseguró la actriz y conductora mexicana, quien nunca ha comulgado con la festividad de Halloween.
Anuncio
Alejandra Espinoza
Credit: Mezcalent

Alejandra Espinoza y su familia nunca han celebrado la festividad de Halloween. "Para mí sí es importante no celebrarlo porque dentro de mi cabeza o dentro de lo que para mí significa Dios en mi vida sí es faltarle el respeto de la forma en la que Dios a mí me bendice", explicaba el año pasado la carismática actriz y conductora mexicana en su pódcast 'Entre hermanas'.

Lo último que podía imaginarse la que fuera ganadora de la primera edición del reality show Nuestra Belleza Latina (Univision) es que esta decisión tan personal iba a traerle tantos quebraderos de cabeza en la escuela católica de su hijo Matteo, de 7 años.

"En mi familia nosotros no celebramos Halloween, o sea Aníbal, Matteo y esta servidora. Respetamos al mil por ciento a las personas que lo hacen, yo no juzgo a nadie, cada quien tiene el poder de decisión y deciden celebrarlo. Ahora yo nunca lo había visto tan complejo porque simplemente ese día para nosotros es un día normal y no hacemos nada", comenzó contando este martes Alejandra a través de un video que compartió desde su página de Facebook.

"Con Matteo en la escuela ha sido un tema, no con Matteo, si de algo yo estoy muy orgullosa es de cómo mi hijo ha manejado toda esta situación en la escuela, pero no cómo la escuela ha manejado la situación con él que no celebra y eso me tiene bien mal, me tiene molesta", se sinceró la protagonista de la exitosa telenovela de TelevisaUnivision Corazón guerrero.

Alejandra Espinoza
Credit: Facebook Alejandra Espinoza

Alejandra explicó que desde octubre comenzaron a enviar desde la escuela unos 'fylers' "de una celebración que iba a haber este viernes y el lunes también de Halloween".

"Matteo tenía muy claro que no quería ir, yo ni le dije nada, él simplemente vio el flyer […] y me empezó a decir como 'yo no quiero ir'. "Yo pregunté en la escuela qué era, que si tenía que asistir. Se portaron un poquito raros conmigo porque me dijeron que a todos los niños les gustaba Halloween, que a qué familia no le gusta celebrar Halloween, que si no lo quería llevar lo tenía que reportar enfermo y yo: '¿Por qué voy a mentir? Nada más porque ustedes quieren celebrar'. Y me dicen: 'Es que entonces va a ser el único niño que se va a quedar en el salón de clases'. Le dije: 'No, ok, yo no lo traigo a la escuela, me parece perfecto, pero no me le van a contar una falta".

Matteo
Matteo, hijo de Alejandra Espinoza
| Credit: Instagram Matteo

"Todo el mundo trata como de decirme 'no pasa nada, son niños, van a divertirse, van a convivir, van a pedir dulces en la escuela, se van a disfrazar no de cosas diabólicas'. Ese no es el punto. Pero bueno cada quien se hace las ideas en la cabeza que quiere y lo que a cada quien le conviene. Se los juro que yo no te juzgo a ti si celebras porque tú tienes poder de decisión y tú haces lo que tú quieres, el problema es cuando tratan de imponer", aseveró Alejandra.

La gota que colmó la paciencia de la conductora llegó con la charla que el cura de la escuela dio a los niños, entre ellos a su primogénito, en relación a la festividad de Halloween.

"El cura ayer en la asamblea comenzó a hablar del Halloween y decir por qué era bonito y por qué a Dios le agradaría el Halloween… No es lo que él piense o su idea, lo que me molesta es que se lo diga a los niños una persona de autoridad como él para ellos, por ende estaba muy molesta", admitió. "[Mi hijo] me empezó a decir que les cortaron la palabra Halloween y que les dijo el cura lo que significaba 'Hallo', puras estupideces y que si Dios estuviese aquí en la tierra a él le agradaría. La verdad yo me quedé sorprendida con las palabras".

Aunque en un inicio su intención era hablar con la directora y mostrarle su desacuerdo sobre lo sucedido, Alejandra tomó la decisión de no hacerlo al ver la reacción de su hijo.

"Le digo yo: '¿Quieres que hable con la directora?' Y me dice: 'No, sabes qué mamá es que no van a entender, si tú y yo sabemos es suficiente'. Me dijo eso y me hizo sentir tan bien, me dio tanta paz en mi corazón", reconoció Espinoza. "Me hace sentir bien la verdad el hecho de que algo bueno debo de estar haciendo para tener ese hijo tan hermoso y tan consciente".