La presentadora mexicana Alejandra Espinoza habla con People en Español sobre su vida como mamá y sus aventuras con su hijo Matteo, de 4 años.

By Lena Hansen
March 21, 2019 03:03 PM

Alejandra Espinoza no esconde su amor por su hijo Matteo. La presentadora mexicana está fascinada con la carismática personalidad de su hijo de 4 años, a quien recién le celebró un cumpleaños de superheroes en Miami. La presentadora también está considerando llevarlo a una escuela para que socialize con otros niños de su edad. “Matteo es un niño muy inteligente, yo soy su maestra en casa. Trato de dedicarle mucho tiempo”, dice. “Quiero que sea un niño sociable, no sé si lo voy a meter a la escuela o alguna guardería solo por unas horas al día. Es muy apegado a nosotros y no sé quien va a sufrir más, si él o yo”, bromea sobre esta nueva etapa escolar.

Ser madre ha sido la experiencia más gratificante para la también modelo y actriz de 31 años. “Han sido los mejores cuatro años de mi vida. No hay día que no me despierta dandole gracias a Dios por la bendicen que tengo al lado. Matteo es un niño brillante, que vino a cambiarnos la vida a mi esposo y a mí”.

Instagram Alejandra Espinoza
Instagram Alejandra Espinoza

Las labores como padres las divide con su esposo, el coreógrafo y productor puertorriqueño Aníbal Marrero, con quien vive entre Miami y Los Angeles. “El balance se logra aunque es difícil porque soy una mamá bien adicta a mi hijo, no me gusta dejarlo con nadie más”, confiesa. “Yo mientras vea al niño feliz y no lo vea estresado y vea que él está a gusto cuando yo me voy a la escuela, a trabajar o cuando tengo que viajar, yo no me siento mal. Siempre le explico que me voy a trabajar pero regreso, y que se va a quedar con su papá o su abuela. Él lo ha sabido aceptar muy bien”.

Ver a su pequeño pleno es su prioridad. “Mi felicidad está en la felicidad de mi hijo”, dice la también empresaria, quien se comunica con el niño por Facetime cuando viaja por trabajo. “Aníbal es un excelente papá. Cuando nació Matteo me sorprendió, desde el primer día me ha ayudado. Yo nunca me levanté en las noches cuando Matteo tomaba biberón. Él siempre tomó esa responsabilidad”, añade sobre su esposo, quien también le da la comida al niño y la ayuda con las tareas del hogar.

Espinoza se divierte con las ocurrencias de su hijo. “Me llena de alegría, es un niño que tiene mucho carisma, es muy chistoso” asegura. “No hay manera de aburrirme con Matteo. Salgo con él y es como estar con un amigo. Me la paso muy bien con él. Hablo como un loro. Estoy enamorada de mi hijo, es lo mejor que me ha pasado en el mundo”.

Su hijo la ha hecho disfrutar su lado infantil. “Yo con Matteo soy otro niño”, bromea. “Quiero darle una niñez lo más natural posible. Trato de no darle tanto el teléfono o el iPad. Ve televisión solo un rato. Pasa mucho tiempo jugando. Sabe jugar canicas, salimos al parque”. Otra hermosa lección fue donar los regalos que él recibió en su cumpleaños a otros niños menos afortunados en México. “Quiero que él entiende que el regalo de la gente está en tomarse el tiempo de ir a su fiesta, no quiero que tenga cosas materiales en exceso, quiero que aprecie todo lo que tiene”.



EDIT POST