La presentadora hizo una remodelación de la habitación de su hija. La cara que se le quedó a la pequeña al ver el cambio no tiene desperdicio.
Anuncio

Con los ojos de una niña, Adamari López comunicaba a sus seguidores que le tenía una gran sorpresa a su hija Alaïa. Iba a remodelar su cuarto y darle el color y el estilo que ella siempre había querido para este espacio.

Mientras la pequeña estaba fuera, su habitación se convirtió en un lugar totalmente distinto, lleno de magia y fantasía.

Emocionada con el resultado, la presentadora esperó a que llegara su princesa para ver su carita de sorpresa ante la transformación.

Los gestos y la reacción de Alaïa fueron mostrados por la puertorriqueña en un entrañable video.

Primero que todo, la ya no tan chiquitina, se quedó sin palabras al ver cómo habían pintado las paredes. En ellas posaban varias mariposas, animalito que adora, como ella siempre había soñado, en los colores que tanto le gustan: el azul agua, el rosado y morado.

Una ilusión hecha realidad donde sus sueños serán aún más dulces.

Adamari López
Credit: Facebook/Adamari López

"¡Ohh, Dios mío, es precioso", pudo llegar a decir segundos después. Sus ojos se abrieron como platos al contemplar tanta belleza.

Pero lo mejor de todo fue la sorpresa final, de la que ni la propia Adamari se había dado cuenta. ¡El nombre de Alaïa estaba pintado en la pared!

Se trata de uno de los muchos momentos entrañables que, al igual que su papi, Toni Costa, le ha regalado la también actriz.

La cara de Ada era la de otra niña que reflejaba pura alegría y dicha al ver a su hija tan emocionada. ¡Objetivo cumplido!