Adamari López habla de las travesuras de su hija Alaïa

Por Lena Hansen
Febrero 13, 2017
Anuncio

Adamari López disfruta cada vez más su rol de mamá de Alaïa. La nena de casi 2 años está más ocurrente cada día y la hace reír con sus travesuras.

La copresentadora de Un nuevo día (Telemundo) compartió con People en Español una simpática anécdota. Según ella, su hija es muy fashionista. “Ahora quiere escoger la ropa y si me ve maquillándome, se maquilla. Los otros días yo estaba en Puerto Rico trabajando y papá estaba con ella en el clóset, y de repente ella se salió del clóset y fue a un área donde yo tengo unos maquillajes”, revela de su hija.

“Dice él que no la oía. Preguntó: ‘¿Alaïa qué haces?' Cuando sale, tenía todos mis masquillajes, la mascara [rímel] y se había pintado por todos los sitios. La semana anterior habíamos salido y ella me vio poniéndome mascara. Yo le tengo unas brochas suyas solo para ella y entonces le pasé una por las pestañitas y las cejas. Cuando la encontró Toni, tenía las piernas pintadas porque eso era lo que hacía mami”, añadió.

López admite que aunque es muy juguetona con su hija, también es una mamá precavida. “Nosotros tenemos patio en la casa y salimos mucho a hacer cosas con ella en el patio. Los dos nos metemos a la piscina con ella. Yo me controlo un poco más en la piscina porque me da ansiedad”, dijo la puertorriqueña.

“Mi mamá siempre soñaba cuando íbamos a una playa o a salir en bote, el día antes te decía: ‘Soñé que te ahogabas', entonces el agua me da impresión. El papá de Alaïa [Toni Costa] es más aventado con eso, él juega más con ella. Yo la quiero cargar todo el tiempo, no quiero que se me vaya de encima. Las clases de natación eran para Alaïa y para mi, no para ella sola”, admitió.

¿Cómo celebrará el Día de San Valentín con su pareja? No revela sus planes aún, pero asegura que bailar sigue siendo algo que disfruta mucho con el bailarín español, a quien conoció en el concurso ¡Mira quién baila! hace unos cinco años.

“Seguimos bailando y nos gusta mucho. Nos parece muy romántico y nos recuerda lo que nos juntó por primera vez”, explicó. “Bailamos mucho con la nena también”.