La actriz y presentadora revela detalles sorprendentes sobre su radical cambio físico y explica cómo una coach de Weight Watchers la ayuda a mantener el peso.
Anuncio

Como sobreviviente de cáncer del seno y próxima a cumplir sus 51 primaveras, Adamari López vive cada día más enfocada en su salud, bienestar y larga vida para disfrutar muchos años al lado de su hija única Alaïa Costa López.

"Me uní a Weight Watchers [porque] había tomado conciencia de que para mí era importante encontrar ese balance entre tener un estilo de vida saludable, alimentarme mejor y el que había tomado la decisión de finalmente tomar tiendas en ese asunto", explica en exclusiva la chaparrita sobre su espectacular transformación que la ha llevado de pesar casi 150 libras a su peso actual, de aproximadamente 106, según ella misma ha revelado.

"Obviamente mi inspiración mas grande para todo esto obviamente fue mi hija. Quiero seguir teniendo tiempo para pasar con ella, para disfrutar con ella", prosigue la conductora de Hoy Día. "Yo quería que mi hija siempre viera un ejemplo en mí y yo quería hacer las actividades que ella hace. Ahora mismo me toca ir llevo al taekwondo. Nos hemos apuntado correr, andar en bicicleta, jugar soccer", explica.

"[Alaïa] es mi mayor inspiración. Yo quería que ella pudiera encontrar en mí a esa compañera no solamente lo relacionara con su papá, sino también que yo fuera ejemplo para elle en el día a día; para divertirnos y [para] poder tener un estilo de vida saludable".
-Adamari López

Adamari Lopez Image con su hija Alaïa Costa
Credit: IG/Adamari López

"Como paciente también son 17 años como sobreviviente", explica Adamari sobre los años posteriores a su devastador diagnóstico y el impacto que tuvieron en su salud en general, pero sobre todo, en su figura . "Si me había afectado. parte de lo que me afecto dentro de la enfermedad...no sé si fue descuido o los medicamentos", asegura.

"Dentro de mi positivismo y mi manera de querer salir adelante algo había que no me dejaba llegar a ese punto. Que lo lograba y que volvía otra vez a echar apara atrás el avance que había tenido", explica sobre su lucha de años contra el sobrepeso. "Al pasar el tiempo e ir evaluando las cosas que estaban pasando en mi vida...encontré la solución".

Adamari López
Credit: IG/Adamari López

"Ahora gracias a la aplicación de WW y a la coach que tengo todos los lunes a las 3 de la tarde nosotras tenemos una llamada para mantenerme enfocada ver cuales son las meta de la semana [para] que mi enfoque esté ahi. Que me ayuden a una manera de comer mejor. Una mejor rutina para poder dormir", asegura sobre el cambio en su vida.

Control en la vida cotidian ¡y sobre todo en las fiestas y celebraciones!

El reto, como bien sabemos, a la hora de perder el peso es el mantener estable y no recuperar las libras perdidas. "Que me pueda dar esos gustos en la comida pero que no me pierda. Así me pasó: con el tiempo de la pandemia fue una batalla grande entre lo que quería lograr y las rutinas que uno quiere seguir haciendo y que uno piensa que no le van a afectar", reconoce Adamari. "Al irme enfocando y descubriendo qué era lo que no me dejaba avanzar en este paso de una vida saludable fui encontrando muchas cosas pero tengo mucha gente alrededor que me ayuda".

"Ahora no es solo lo que me como sino mantenerme en este peso que me gusta. Y si vuelvo a los hábitos anteriores voy a volver a ganar peso", admite. "Eso no es algo de un momento, esto es algo que continúa por el resto de mi vida para poder seguir bien y para poder ser un ejemplo para mi hija", afirma.

Con el Día de la Madre a la vuelta de la esquina, Adamari no teme a salirse de su bien establecido régimen y ahí está la clave de su éxito: planear y balancear sus alimentos. "Esa celebración seguirá siendo igualita", afirma. "Por lo general en la mañana me sirven un desayuno en la cama pero tengo personal points que puedo utilizar de la manera que yo desee dentro de mi día. Yo creo que si encuentro una forma balanceada de comer yo nunca he dejado de comer cosas que me gusten".