Saca el chef que llevas dentro y prepárate para dejar boquiabiertos a tus invitados. Porque la comida sana no está reñida con sabrosa ¡y bonita!

Por pilarnewyorking
Febrero 12, 2020
Anuncio

Prepara el mandil y métete en la cocina para demostrar a tus invitados el día de San Valentín lo buena chef que eres. Porque no sólo preparas deliciosos platos, sino que además son sin azúcar, con lo cual podrán repetir una y otra vez sin temor a las consecuencias.

La cocina sana, con los vegetales como protagonistas, no es sinónimo de aburrida. Aléjate de la típica ensalada y da rienda suelta a tu imaginación a la hora de utilizar los diferentes ingredientes, incluso al preparar los postres, como ahora mismo te mostraremos.

Para empezar, abriremos boca con un jardín de crudités

Necesitarás:
Pimientos
Pepinos
Zanahorias
Hummus
Brochetas verdes
Cortadores en forma de corazón

  1. Limpia bien las verduras pues las vamos a consumir crudas
  2. Utiliza cortadores en diferentes tamaños, pueden ser de corazón, pero también de flor, para cortar las diferentes verduras y crear espacios en su interior.

3. Juega a mezclar los colores de las verduras y encajar las piezas como un puzzle de diferentes vegetales. Por ejemplo, un corazoncito de zanahoria dentro de un corazón más grande de pepino.
4. Inserta las flores de verduras ya montadas en las brochetas verdes.
5. Preséntalas en un jarrón relleno de hummus.

Como plato principal de la noche prepararemos un milhojas de calabaza y manzana con queso fundido. Pero no te preocupes, que este milhojas no lleva hojaldre y solo tienes que utilizar tres ingredientes.

Utilizaremos:
6 rodajas de calabaza cortadas muy finas
2 manzanas Golden grandes
1 trozo de queso gorgonzola

  1. Cueces la calabaza unos tres minutos. Métela en el agua ya hirviendo. Que te quede hecha pero que no se rompa.
  2. Mientras en un cazo pon la manzana, cortada en trocitos pequeños, a pochar a fuego lento.
  3. Cuando ya esté pochada, añade dos cucharadas de queso gorgonzola y mezcla bien.

4. En una bandeja para horno pones una rodaja de calabaza y la recubres con la mezcla de manzana y queso. Pones otra rodaja de calabaza y más manzana, así hasta utilizar todas las rodajas de calabaza montando tu milhojas.
5. Sobre la última capa de calabaza puedes poner más manzana y queso rallad para gratinar.
6. Déjalo en el horno hasta que se dore el queso y ¡listo!

Si no te gusta la calabaza puedes sustituirla por otra verdura como el calabacín, la berenjena o la patata.

Para terminar por todo lo alto, te proponemos como postre un brownie de aguacate. Gracias a sus ingredientes puede ser consumido también por celiacos, diabéticos e intolerantes a la lactosa.

Necesitarás:
100 gramos de crema de dátil
1 aguacate grande
100 gramos chocolate 85% cacao bajo en azúcar
50 gramos de alemdra molida
3 huevos
20 gramos de nueces un poco picadas
10 gramos de cacao sin azúcar
1 cucharada de esencia de vainilla
1 pizca de sal
1 cucharada de aceite de coco

  1. Batimos los huevos junto a la crema de dátiles hasta que doblen su volumen. Después añadimos la vainilla, el aguacate y el chocolate derretido en el microondas.
  2. Precalentamos el horno a 356ºF mientras añadimos a nuestra mezcla la almendra y el chocolate en polvo mezclando hasta que queden bien integrados.
  3. Agregamos las nueces y seguimos mezclando con energía.
  4. Untamos un molde de al menos 1 pulgada con el aceite de coco, ponemos papel para horno, espolvoreamos un poco de cacao y vertemos la masa de manera uniforme.
  5. Horneamos durante unos 35 minutos a 356ºF. Para comprobar que está hecho, pinchar con un cuchillo hasta que éste salga limpio.