Dale una mirada a estos 5 consejos para que te recuperes del llamado “Thanksgiving Coma”.

Por Andrés Rubiano
Noviembre 26, 2020
Anuncio

Las festividades de fin de año muchas veces nos llevan a comer un poco de más y nos vemos en el exceso del consumo de calorías, grasa, azúcar y sal. A esto se suma que es una época en la que casi siempre hacemos muy poco ejercicio por los compromisos, las celebraciones y las vacaciones. 

Desde luego, el estar compartiendo en familia y saboreando deliciosos platillos irresistibles puede pasarnos factura al día siguiente de celebraciones como Acción de Gracias. Así que nos dimos a la tarea de compartir algunos consejos muy sencillos que te ayudarán a recuperar tu forma y a sentirte mejor si comiste de más. 

Recuerda que todos podemos tener días en los que disfrutamos y estamos más relajados en cuanto a la dieta. Así que no te culpes, lo importante es que esto no se convierta en un hábito para que tu salud y figura sigan intactos. 

Todos queremos sentirnos con la vitalidad y la energía necesaria para celebrar las fiestas de fin de año. Incorpora estas recomendaciones el día después de Thanksgiving para sentirte mejor y seguir festejando en familia esta esperada época del año.

Elimina carbohidratos y azúcares

Vegetales
Elimina carbohidratos y azúcares

La cena de Thanksgiving tiene ese poder de dejarte satisfecho por su variedad de sabores y platillos. Al día siguiente de la velada es importante eliminar el consumo de carbohidratos y azúcares. Desde luego, es primordial darle un descanso al cuerpo de estos alimentos que elevan los niveles de azúcar en tu sangre. Opta por opciones altas en fibra y proteína. 

Movimiento

Ejercicio
Movimiento
| Credit: Getty Images

No esperes hasta que empiece el nuevo año para comenzar tus resoluciones de ejercicio. Estar en movimiento durante las festividades es ideal para ayudar a tu cuerpo a quemar calorías y eliminar toxinas por medio del sudor. Ejercitarse después de cada celebración, te ayudará física y mentalmente a eliminar ese bocadito de más.

Jugos de vegetales

Jugo verde
Jugos de vegetales
| Credit: Getty Images

Combina vegetales como el pepino, el apio y la col rizada para hacerte un batido -preferiblemente en un extractor- lleno de vitaminas y minerales. El reconocido jugo verde puede ayudar a darle un balance a tu organismo, además de desintoxicarlo de los excesos de azúcares y carbohidratos que consumimos. 

Infusiones de té

Té
Infusiones de té
| Credit: Getty Images

El té es una excelente opción para darle un poco de amor a tu digestión. El té verde, por ejemplo, está lleno de antioxidantes y te ayuda a eliminar excesos de grasas ingeridas. Por su parte, el té de manzanilla o limoncillo te ayudará en caso de que tengas incomodidad en tu digestión por haberte sobrepasado en las cantidades de comida.

¡No te culpes!

Dieta
¡No te culpes!
| Credit: Getty Images

Preocuparse o culparse excesivamente después de una noche de comida, familia y diversión no es la mejor opción. Esto puede hacer que empeore como te sientes. Recuerda que compartir alrededor de la mesa en familia y el descanso de la rutina son también positivos para la salud.