Poner a nuestros pequeños a dormir no tiene que ser una pesadilla. Nuestra experta en familia Jeannette Torres nos cuenta cómo lograrlo.

By Teresa Aranguez
April 10, 2019 04:43 PM

Un niño es la mayor y más preciada fuente de energía. Por eso, cuando llega la hora de acostarse, algunos padres batallan para que los pequeños de la casa cierren los ojos y tengan dulces sueños. Según Jeannette Torres, consejera familiar y escritora, conseguirlo está en nuestras manos. Sólo hay que llevar a cabo ciertas rutinas que harán de nuestras noches y las de nuestros chiquitines un paseo por las nubes.

El organismo de un niño opera de forma distinta al de un adulto por eso es necesario respetar los horarios. “Así como tenemos un reloj despertador y lo respetamos para levantarlos para ir a la escuela, debemos tener una hora específica para que los niños se vayan a descansar”, comparte la experta familiar.

Hora de dormir

Pero claro, no se puede hacer de golpe, es necesaria una transición. Por eso, la autora del libro Ser Mamá: Cómo encontrar el balance…. ¡Sin perder la cabeza!, ya a la venta, recomienda un baño relajante. “Ayuda a los niños a calmar tanto su cuerpo como su mente, preparando así el terreno para un sueño reparador”, explica Torres.

Baño relajante
Cavan Images/Getty Images

Y después de ese maravilloso ratito en el agua, nuestra experta sugiere hacer una actividad todas las noches “para cerrar con broche de oro y comunicar que el tiempo de descanso comienza”. Por ejemplo, leer las páginas de un libro, acostarnos con ellos unos minutos, rezar e incluso escuchar un poquito de música instrumental. Así que menos tablets, televisión y móviles que les alteren y más hábitos que fomenten su tranquilidad.

Leer a tu hijo
Caiaimage/Chris Ryan

Los puntos anteriores serán más eficaces si van acompañados de una dieta balanceada e hidratación. Comer bien y beber agua son otra de las claves para que nuestro hijo esté motivado para dormir. “Comidas o bebidas que contienen cafeína (o como algunos le llaman “excitantes”) contribuyen al nivel de alteración del niño haciendo que se les haga mucho más difícil conciliar el sueño”, destaca Torres.

Alimentación sana
Tetra Images/Getty Images

De todos los consejos para lograr nuestro objetivo, Jeannette, feliz mamá de dos hijos, resalta uno por encima de todos: darles mucho AMOR. “Al acostarlos en la cama, no olvidemos darles abrazos, muchos besos, decirles cuánto los amamos y cuán orgullosos estamos de ellos. Es la clave para que el día tenga un ¡FINAL FELIZ!”, dice convencida nuestra querida consejera puertorriqueña.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Dormir bien repercutirá de forma positiva en otros aspectos de la vida de nuestro hijo. Así que como padres toca adquirir una actitud positiva y ponerse manos a la obra. “El sueño ayuda a promover que el niño tenga buena memoria, a estar alerta, a comportarse y a expresarse mejor. Un niño descansado está en una mejor disposición para apoyar su desarrollo contínuo”, concluye Torres.

Tomamos buena nota de ello. ¡Nuestros pequeñajos se merecen todo!

 



EDIT POST