LIVE

Una estación de trabajo ordenada te permite encontrar lo que necesites con rapidez, y mantenerla limpia contribuye a proteger tu salud. Siguiendo estos sencillos tips, puedes lograr que la limpieza y el orden ¡reinen en tu hogar!

Por Cynthia DeSaint
Noviembre 04, 2020
Anuncio

En esta época de pandemia, muchos nos hemos visto obligados a trabajar desde la casa, improvisando un espacio laboral o utilizando una habitación designada como oficina. Un lugar de trabajo ordenado te permite encontrar lo que necesitas con rapidez, y mantenerla limpia contribuye a proteger tu salud. Siguiendo estos sencillos tips, puedes lograr que la limpieza y el orden ¡reinen en tu hogar!

Un lugar de trabajo limpio y ordenado

Los equipos de oficina proporcionan cientos de escondites microscópicos para virus y bacterias. Por ello recomendamos tomar en cuenta lo siguiente:

Trabajo remoto
Credit: Getty Images
  • Desinfecta los dispositivos electrónicos, como el monitor de tu computadora, el teclado, el mouse y el teléfono con toallas desinfectantes varias veces al día.  Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) aconsejan dejar que la superficie quede húmeda durante 4 minutos para matar los patógenos.
  • Pásale una toallita desinfectante a tu escritorio o mesa de trabajo, a las manijas de las puertas, las lámparas y los interruptores de luz.
  • Higieniza cualquier otro objeto o superficie que toques con regularidad. Recuerda usar guantes, preferiblemente desechables, para realizar estas labores, y luego lavarte bien las manos.
Lavarse las manos
Credit: Getty Images

Una casa impecable ¡en minutos!

Mantén reluciente tu casa siguiendo estos pasos:

  • Por la mañana, limpia el lavamanos y el espejo del baño. Rocía el espejo con un limpiador para cristales y frota usando toallas desechables o un paño de tela. Repasa toda la superficie del lavamanos y seca cualquier salpicadura de agua alrededor de las llaves.
  • Después de ducharte, rocía las paredes de la ducha con un limpiador de mantenimiento (daily shower cleaner) para evitar que se acumulen los residuos de jabón. Termina la limpieza del baño frotando la superficie del inodoro con  una toallita desinfectante.
  • Para que el dormitorio se vea siempre presentable, tiende la cama todos los días, y enséñales a tus hijos a hacer lo mismo. Lava las sábanas una vez a la semana con agua caliente.
  • Guarda la ropa en el armario y coloca en su lugar tus accesorios para que no estén regados por la habitación.
  • Limpia diariamente la encimera o mostrador de la cocina con un limpiador que contenga vinagre o con una toallita desinfectante. Rocía la estufa con un limpiador antigrasa y frota con una toalla desechable. Luego de lavar los platos, repasa el fregadero con una esponja y jabón líquido antibacterial.
  • Barre los pisos a diario con una aspiradora o escoba portátil que funcionan con baterías. Luego, usa un trapeador que tenga un paño desechable con el líquido limpiador incorporado.