Famosos como Kanye West, Mariah Carey y Demi Lovato han revelado que padecen bipolaridad.

By Isis Sauceda / L.A.
February 06, 2020

Los famosos se muestran más dispuestos cada vez a hablar de sus padecimientos emocionales y mentales, que no hace mucho tiempo eran temas tabú, con el fin de darles visibilidad a ayudar quienes también los sufren.

Uno de esos padecimientos es el trastorno bipolar, que un buen número de celebridades han admitido que padecen. Artistas como Mariah Carey, Kanye West, Demi Lovato o Catherine Zeta-Jones, entre otros, han tocado el tema abiertamente y hablado de sus casos.

De acuerdo a la organización Mental Health America, el trastorno bipolar es una enfermedad mental que incluye episodios serios de manía y depresión. También conocida como depresión maníaca, causa cambios drásticos de temperamento, que van desde sentirse muy feliz y sociable a estar sumamente irritable, triste o con ansiedad.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Unas dos millones de personas en Estados Unidos sufren esta enfermedad, que por lo general se desarrolla en la adolescencia y se prolonga hasta la vejez, agrega la organización.

A pesar de su gravedad, se la puede combatir con un buen tratamiento con la combinación de medicina adecuada y psicoterapia, de acuerdo al tipo de bipolaridad que se padece.

De acuerdo al Instituto Nacional para la Salud Mental, se desconoce la causa exacta de esta enfermedad pero se sabe que son varios los factores que atribuyen a su desarrollo.

Por su parte, Mental Health America sugiere que podría ser por una cuestión genética o un desequilibrio bioquímico.

Esto es lo que han dicho sobre esta enfermedad algunas celebridades que la padecen.

Kanye West: “Existen algunos casos de bipolaridad a los que les da bajón, yo soy de los que le da un subidón”, dijo en un programa de televisión nacional.

Mariah Carey: “Hasta hace poco vivía negándolo e aislándome y en constante miedo de que alguien me expusiera. Era una carga demasiada pesada y simplemente ya no podía más”, admitió a People.

Demi Lovato: “Sabía que tenía dos opciones: podía no hablar de mi paso por rehabilitación con la esperanza de que se desapareciera o podría hablar de ello e inspirar a la gente a buscar ayuda y resolver sus asuntos también, así que eso fue exactamente lo que hice”, dijo en 2015 a Women’s Health.

Advertisement