January 10, 2018 04:09 PM

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Si alguno de ustedes tiene pensado viajar a Pekín, más vale que no se sorprendan al ver a los niñitos vestidos con un pantaloncillo que les deja su trasero al descubierto y algunas veces, también los verán hacer sus necesidades fisiológicas en la calle al aire libre. ¿A qué se debe eso?

Muy sencillo, los chinos tienen la creencia que los niños tienen que estar cómodos y es por eso que tienen que usar kai dang ku, que son unos pantaloncillos que dejan su trasero al descubierto, esa prenda les permitirá a los pequeños aprender más rápido a ir al baño, contrario a otros niños que usan pañales y pantalones como el común de la gente.

Según el portal de la BBC, los educadores de la región aseguran que los niños que usan kai dang ku hacen sus necesidades en el lugar correcto. Además de que según algunos médicos permite que los genitales de los pequeños se desarrollen al aire libre sin presión y calor.

Carl Mydans/The LIFE Picture Collection/Getty Images

Debido al desarrollo de las grandes urbes y a la entrada de patrones occidentales el uso de estas prendas ha sido relegada a las zonas rurales, sin embargo, algunas familias chinas  tienen la convicción –a pesar de los estereotipos-, que lo mejor es que sus pequeños usen kai dang ku.

Gabriele Fromm/ullstein bild via Getty Images

De hecho, la controversia no radica solamente en que los infantes estén con el trasero de fuera, sino que hagan sus necesidades al aire libre en al calle, hecho que provoca que las calles queden sucias y con mal olor, lo que causa que los bichos inunden ciertas zonas. Es más, en algunas zonas de Pekín ya se pueden ver letreros donde piden a las madres que sus hijos no usen toboganes en los parques de juegos.

 

 

You May Like

EDIT POST