Así ha sido la vida como militar del esposo de Angélica Vale, quien ha servido en el Ejército de Estados Unidos por casi 40 años. 

Anuncio

Angélica Vale es sin duda una de las estrellas del entretenimiento latino más queridas. La multifacética artista mexicana ha compaginado su carrera en la pantalla chica con su rol de esposa y mamá.

Desde luego, un pilar fundamental del gran momento profesional y personal que atraviesa Vale radica es su relación con su esposo Otto Padrón, con quien ha logrado construir una hermosa familia junto a sus hijos: Angélica, de 9 años, y Daniel, de 6.

Para la estrella de la pantalla chica, su pareja no solo es ejemplo a seguir como padre y esposo, también es un héroe que ha servido buena parte de su vida en las fuerzas armadas. Porque además de ser un reconocido ejecutivo de la industria de los medios de comunicación, Padrón ha formado parte del Ejército estadounidense por casi 40 años. 

Otto Padron
Credit: Ari and Louise

Durante estas cuatro décadas, tanto en el servicio activo como en la reserva, la vida militar le ha proporcionado al cubano algunas de sus mayore satisfacciones y preciadas experiencias.

"Definitivamente, llegar a coronel es una de las más importantes. Pero sobre todo, haber servido a este país durante tiempos de gran conflicto y necesidad (como) la Guerra Fría, la operación humanitaria en el sur de la Florida después del terrible huracán Andrew; la primera Guerra del Desierto [contra Irak], seguido por un año en Mosul durante la guerra en Irak. Servir en Corea del Sur durante la pandemia de la COVID-19.  En fin, muchas satisfacciones", compartió en conversación con People en Español.

Ser coronel y subcomandante de una división de la reserva -además de su labor como ejecutivo- implica tener una agenda laboral bastante apretada. ¿Pero cómo hace para compaginar estos dos mundos profesionales que pueden parecer tan diferentes?

DO NOT REUSE - Angelica Vale - Digital Cover
Credit: Ari and Louise

"Las dos son difíciles, requieren disciplina, dedicación, talento, consistencia y una visión clara. Siento que mi 'factor x' en el mundo del entretenimiento es mi formación militar, que aplico en todo momento.  De nuevo, lo que verdaderamente importa, siempre cuesta más trabajo. Mis principios militares exigen que aplique el 100% y más a todo lo que hago", explicó.

Sin embargo, también confiesa que no podría hacerlo todo sin el apoyo constante del pilar más importante de su vida: su familia. "Sin el amor y la paciencia de Angélica, mi bella esposa, y los niños yo simplemente no podría hacer absolutamente nada. La familia es la que más se sacrifica", nos aseguró.

Estar en el ejército "no es para todos", advierte, pero que aquellos que se atreven pueden descubrir y lograr cosas maravillosas. "Me he quedado tantos años porque confieso que me enamoré de esta bella carrera militar. Conocí un mundo diferente, aprendí mucho, visité maravillosos lugares y he conocido a personas que son como familia ... Esto para mí es como pagar una deuda de honor a este país, que tan generosamente le abrió los brazos a mi familia", apuntó.

Si bien sus hijos, Angélica y Daniel, tienen una gran influencia artística de parte de su familia materna, qué les diría su padre si decidieran seguir sus pasos en el mundo militar.

"Lo mismo que me dijeron mis padres cuando decidí alistarme en el Ejército de Estados Unidos: es su decisión, siempre los apoyaremos, pero hagan lo que hagan, terminen tus estudios universitarios. Yo les hice esa promesa a mis padres y el ejército me ayudó a cumplírsela, pues el ejército pagó la gran parte de mis estudios universitarios y mis dos maestrías".