Que en tu hogar se respire paz y que sobre todo se sienta buena energía, ese es el propósito que todos queremos cuando de decorar la casa se trata y el Feng Shui te puede ayudar a conseguirlo.
Anuncio

La técnica del Feng Shui es una filosofía oriental milenaria que te permite, a partir de la colocación específica de los muebles y de los colores que uses, llenar tu hogar de positivismo. En esta oportunidad te hablaremos sobre los colores que de acuerdo con esta técnica son ideales para atraer las buenas vibras y hasta son capaces de mejorar el estado de ánimo. Primero que todo tienes que saber que el Feng Shui se relaciona con cinco elementos (agua, fuego, tierra, madera y metal), todos ellos tienen definido su propio color.

1.Azul: La gama de tonalidades en azul está relacionadas directamente con el agua; además, simboliza paz, neutralidad y pulcritud, explica Homify, portal especializado en decoración de interiores. Es ideal que las paredes que sean pintadas con este color sean aquellas donde el espacio sea amplio, exista mucha luz y se vea fresco. Combina a la perfección con el blanco porque hace que los floreros, pinturas o todos los elementos decorativos sobresalgan. Queda perfecto en dormitorios y baños porque favorece al descanso y la introspección; sin embargo, nunca lo usen en el comedor porque suele reducir el apetito.

2. Púrpura: Este sistema filosófico chino que trata de encontrar armonía en los espacios relaciona al púrpura con el elemento fuego, lo que proyecta autoridad, sabiduría y coraje. Si estás decidida a usarlo para remodelar alguno de los espacios de tu hogar, combínalo con tonos pasteles o incluso gris. El lavanda está muy de moda, así que tienes la libertad de echarle mano siempre y cuando lo acompañes con blanco.

Decoración de sala de estar
Decoración de sala de estar
| Credit: Getty Images

3. Negro: Aunque te sea difícil creerlo, a este tono clásico se le relaciona con el elemento agua, la cual sugiere misterio y absorbe toda la luz que recibe. Es recomendable que lo combines con tonalidades más claras como el crema o blanco porque aporta elegancia, profundidad y sofisticación. En una de las zonas que lucirá bien es en un baño. Lo que no es conveniente es que lo uses solo porque provoca una sensación de malestar.

4. Naranja: ¿Sabías que se le asocia con el elemento fuego? El naranja y todos sus derivados, como el color durazno o salmón, aportan calidez, bienvenida y conciliación a tu casa. Cuando lo combinas con blancos, se vuelven más románticos y apacibles. Un buen lugar para colocarlo es en una habitación.

5. Verde: El color de la esperanza, pero también de la naturaleza y la abundancia. Al verde lo rige el elemento madera. Aporta calidez, tranquilidad, descanso a la vista y vitalidad. Los sitios ideales para usarlo son: un dormitorio de los niños o terraza.

6. Amarillo: Irradia felicidad y luminosidad. Su relación con el Feng Shui es directamente con la tierra y lo aconsejable es que tu cocina o el dormitorio de los niños sea de este color. A diferencia de los otros colores que debes aplicar directamente en las paredes, el amarillo cambia su función para que lo utilices en cortinas, sábanas o adornos.

7. Marrón: Involucra el marrón, habano o beige dentro de tu casa porque aportan seguridad, confort y equilibrio al estar relacionados con el elemento tierra.

8. Rojo: El elemento que lo representa es sin duda el fuego y simboliza pasión. Te conviene usarlo con moderación, en una sola pared o en elementos decorativos. ¡Nunca en exceso!