Un nuevo enfermo en Los Angeles y otro en Arizona, elevan ya a cinco los casos confirmados en el país, aunque se cree que hay más todavía sin diagnosticar.

Por Nuria Domenech
Enero 26, 2020
Anuncio

Hoy se confirmaron dos nuevos casos de coronavirus en los Estados Unidos. El primero se encuentra en el condado de Los Ángeles; el segundo confirmado está en Arizona y el enfermo no está grave pero se encuentra aislado para prevenir contagios.

Con los tres anteriores, el país ya cuenta con cinco pacientes confirmados, aunque se cree que hay más casos sin diagnosticar. Todos los enfermos estuvieron anteriormente en Wuhan, China, donde se originó el virus.

De momento, no existe vacuna para este nuevo brote que es altamente contagioso y puede provocar la muerte, especialmente en los ancianos. Además, hoy se advirtió que las personas pueden transmitir la enfermedad sin sufrir los síntomas, lo que convierte este virus en algo aún más peligroso por ser más difícil de detectar. Los protocolos que se practican en los aeropuertos no son por ello tan efectivos como se pensaba.

Los síntomas de la enfermedad son fiebre, tos y dificultad para respirar. La única forma de prevenir el contagio es lavarnos las manos a menudo con agua y jabón. Para no transmitirlo, es importante cubrirnos la boca al toser y al estornudar.

En cuanto a las personas que estén pensando estos días en viajar a China, el Departamento de Estado emitió varias alertas que desaconsejan viajar al país, más concretamente al área afectada, a no ser que sea estrictamente necesario.

Sin embargo los vuelos domésticos no deben ser un problema de momento para los viajeros en Estados Unidos, aseguró a la anglosajona People el Dr. William Schaffner, catedrático de la universidad de Vanderbilt en el departamento de enfermedades infecciosas.