Un nuevo estudio dice que padecer poblemas digestivos o estomacales puede avisarte de que te contagiaste de coronavirus y avisan a los doctores que no esperen a los síntomas respiratorios, más conocidos hasta ahora, para tomar medidas. ¡Tenemos los detalles!

By Nuria Domenech
March 21, 2020

¡Un nuevo estudio avisa que si sientes molestias en el aparato digestivo podría ser la primera señal de que tienes coronavirus! De acuerdo al American Journal of Gastroenterology, casi la mitad de los pacientes hospitalizados en la zona cero de China donde brotó por primera vez el Covid-19, habían padecido previamente de problemas estomacales.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Las investigaciones aseguran, según afirma el New York Post, que casi la mitad de las personas que fueron ingresadas (un 48% de los 204 pacientes del estudio) se quejaron de padecer problemas derivados del sistema digestivo, como diarrea, vómitos y dolor abdominal. Solamente unos pocos casos se quejaron en principio de problemas respiratorios, que hasta ahora es el síntoma que más ha trascendido de esta virulenta enfermedad.

Esta información será de mucha utilidad a los doctores, ya que al ser un síntoma anterior al de la dificultad para respirar, se podrá detectar antes a los enfermos y tomar más rápido las medidas oportunas. Un rápido diagnóstico llevará al inmediato aislamiento y esto también será de gran ayuda para frenar la expansión de esta implacable epidemia.

“Los doctores deben asumir que estos síntomas digestivos, como la diarrea, pueden ser un aviso del Covid-19”, concluyeron los investigadores que también añadieron que los médicos no deben “esperar a que emerjan los síntomas respiratorios” para tomar medidas.

Este revelador estudio llega ahora que la pandemia se ha propagado entre más de trescientas mil personas alrededor del mundo y causado más de 12.000 muertes desde que el pasado diciembre viera la luz por primera vez en Wuhan.

En Europa, Italia y España son de momento los países más azotados por el Covid-19 y ha llevado a todos los ciudadanos de ambos países a una feroz cuarentena, obligada por sus gobiernos y bajo vigilancia policial.

Advertisement