Dale un vistazo a estos importantes consejos a tomar en cuenta para que tus hijos rindan al máximo en un ambiente limpio y cómodo.

Por Cynthia DeSaint
Noviembre 03, 2020
Anuncio

Con el inicio de las clases se reanudaron también las tareas escolares que los niños deben realizar en casa. Esto, como es de esperarse, contribuye a que la área de estudio se desordene y se ensucie con facilidad. Si tus hijos asisten a la escuela virtualmente desde casa, pues ¡aún más!

Está comprobado que el orden y la limpieza mejoran la concentración y el rendimiento de los peques. Por ello, aquí te damos unos consejos para que tus hijos rindan al máximo en un ambiente limpio y cómodo.

Un escritorio organizado

Área de estudios de niños
Credit: Getty Images

Limita los accesorios a lo esencial y que más usan: la computadora, el portalápices, la lámpara, una calculadora y, claro, los textos y cuadernos. Así los niños tienen a mano lo necesario y se evitan las distracciones. Eso sí, ¡vetados los comic books!

Dile NO a la acumulación

Área de estudios de niños

Al terminar las clases virtuales o las tareas, asegúrate de que no queden papeles amontonados sobre el escritorio o la mesa de estudio. Una buena opción es clasificarlos según las materias escolares y guardarlos en un archivador o dentro de las gavetas del buró. También, utiliza una papelera para la basura que se acumule durante las horas de clase y siempre vacíala al final del día.

Evita que coman frente a la computadora

Área de estudios de niños

Ya se trate de un sándwich o de unas galletitas, comer en el escritorio invariablemente hace que el teclado de la computadora se llene migas y otros restos de comida o que el mouse y otras superficies se manchen de grasa. Lo ideal es que durante el receso de clases, o cuando puedan hacerlo, los niños se levanten, despeguen los ojos de la pantalla, y coman en un lugar adecuado de la casa.

Mantén los gérmenes y las bacterias ¡a distancia!

Hoy más que nunca, para ayudar a mantener a tus hijos  saludables, su área de estudio debe recibir especial cuidado.

  • Comienza pasando un plumero electrostático flexible por todas las superficies. Este no solo recoge el polvo, sino que también atrapa las pelusas que se desprenden en el aire, una función ideal para las personas que sufren de alergias.
  • Limpia el escritorio y la silla con una toallita desinfectante, como Clorox Desinfecting Wipes, dejando que esas superficies permanezcan húmedas por unos minutos para matar los virus y bacterias.
  • Saca la basurilla que se acumula en el teclado con un cepillo o brocha, y luego límpialo con una toallita desinfectante, al igual que el mouse.
  • Pásale un paño de microfibra a la pantalla de la computadora. Debido a su textura suave, este quita el polvo sin arañarla.
  • Rocía las superficies de tela con un spray antibacterial para matar los gérmenes atrapados.
  • Frota los tiradores de la puerta y los interruptores de luz de la habitación con una toallita desinfectante.