Te damos cuatro claves para que dejes de preocuparte por lo que los otros piensan de ti

By Redacción People en Español
June 22, 2017 11:53 AM

 

Por Simran Takhar/The Muse/Motto from de editors of Time

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

 

Sin duda, en algún momento en nuestra vidas nos hemos preocupado por lo que otros podrían pensar de nosotros. Dudamos de nuestra creatividad, de nuestra capacidad de innovar, y ni qué decir cuando hablamos en público, muchos de nosotros nos abstenemos de hacerlo pues tenemos miedo de que otros piensen que nuestras ideas no son buenas.

Uno de los escritores más vendidos, Seth Godin, dice que más que el miedo al fracaso, lo seres humanos tenemos mucho miedo a la crítica de un tercero. El punto aquí es, ¿cómo dejar de preocuparnos por lo que los otros piensen de nosotros?

El primer paso, es saber que no solo nosotros tenemos ese problema, por el contrario, mucha gente a nuestro alrededor ha sentido y siente lo mismo. También muchas de ellas han enfrentado ese miedo al qué dirán y al fracaso, pero aún así han logrado grandes cosas.

Si es que quieres ser parte de ese grupo de personas que enfrentan los miedos, tienes que hacer lo siguiente:

  1. Pregúntate: “¿Qué pasa si no hago nada?”

Marie Forleo, anfitriona de Marie TV y empresaria, dice que cuando surge la oportunidad de hacer algo nuevo o fuera de nuestra zona de confort, lo más útil es pensar en los peores escenarios. Es decir, que es mejor que pensemos en todos los panoramas que podrían resultar al realizar algo. Así que hazte estas preguntas: ¿Qué es lo peor que puede pasar? ¿Existe la posibilidad de que pierdas algo importante, que te golpees?

Escribe una lista de todas las cosas —tanto positivas como negativas— que pueden resultar si es que decides hacer lo que pensabas. Eso te ayudará a saber si en realidad perderías o ganarías al enfrentar ese miedo.

  1. Tu trabajo no te define

Rohan Gunatillake jefe de Mindfulness Everywhere, empresa responsable de la popular aplicación buddhify, dice que tenemos el mal hábito de dejar que nuestro trabajo nos defina, por lo que una falta de éxito en el trabajo nos hace sentir mal sobre nosotros mismos.

Según él es importante desvincular el yo y el trabajo. Lo ideal es que pienses y digas en voz alta cosas como: “Mi trabajo no me define”, “No soy mi biografía en Twitter”, “No soy mi currículo”. Esas declaraciones te harán desvincularte por completo de tu círculo profesional y te verás como un ente independiente con otras cualidades que van más allá de tus responsabilidades profesionales.

3. No dejes que los demás te depriman

Lo importante es no juzgarte a ti mismo y así como no te juzgas a ti mismo, no tienes que dejar que los demás te juzguen a ti.

La escritora Brené Brown, dice que “ignorar lo que la gente piensa es en sí un ajetreo”.

Es muy fácil para las personas criticarte cuando no están en el mismo tablero de juego que tú, así que no tienes que pensar en lo que los otros opinen si no están en tus zapatos. Si alguien te juzga por alguna acción, deseo, decisión o comentario habla contigo mismo “te veo, te oigo, pero haré esto de todos modos”.

La realidad es que no tienes que fingir que las personas que no están de acuerdo contigo no existen, por el contrario, tan solo tienes que restarles poder y seguir con tus planes.

  1. Acepta que otros pasen juicio sobre ti

Godin, dice que hay dos opciones en la vida: ser criticado o ser ignorado. Y tú tienes la oportunidad de elegir, eso sí tienes que ver de qué formar te afecta el ser criticado.

Haz el ejercicio de preguntarte: Si me critican por esto, ¿voy a sufrir algún impacto importante? ¿Voy a perder mi trabajo? Si el único efecto secundario que puedes responder es la crítica que te hará un tercero, entonces tienes que comparar los beneficios que te hará ser como eres o hacer ciertas cosas por tan solo los pensamientos negativos que unos cuantos puedan tener sobre tu persona o tus decisiones. Si tu decisión ha de darte satisfacciones, te hará progresar y sentir bien, es mejor que lo hagas, pues las críticas de los otros solamente te harán sentir mal.

Es importante saber que las críticas también pueden retroalimentarte, en vez de verlas como si hiciste algo mal, velo como una señal de que puedes mejorar en muchas cosas y también como que hiciste algo notable. Así no será tan aterrador.

 

 

 

 

 

 

Advertisement


EDIT POST