Con sus raíces puertorriqueñas muy en alto y una amplia experiencia docente, el nuevo secretario de Educación de Estados Unidos, Miguel Cardona, busca brindar más oportunidades a los estudiantes tras la pandemia.

Anuncio

ORGULLO HISPANO

En la casa de los padres de Miguel Cardona en Meriden, Connecticut, nunca faltó un plato de comida ni se le cerraron las puertas a quien tuviera necesidad. Sus abuelos abandonaron "el paraíso" —Aguada, Puerto Rico— para mudarse a una unidad de vivienda pública en ese estado del noreste y así brindarles mejores oportunidades a sus hijos. "De niño crecí con la cultura", destaca el hoy secretario de Educación de Estados Unidos. "Toco los bongós, canto, hacemos parrandas. La música y la familia fueron una gran parte de mi crianza".

Esa semillita que le plantaron sus padres de "sentir orgullo de quién eres, [de] servir a la comunidad", explica, fue la misma que germinó gracias al ejemplo de una de sus profesoras de secundaria. "Realmente sentía respeto por la manera en la que hacía su trabajo", destaca el padre de dos hijos, de 45 años. "Y pensé: 'A lo mejor puedo ser maestro' ".

Miguel Cardona
Miguel Cardona
| Credit: Cortesía de Department of Education

Esa vocación dio lugar a una carrera que comenzó en las aulas hace más de dos décadas y que ha llevado al doctor en educación y liderazgo ejecutivo, y excomisionado de Educación de su estado natal a convertirse en el decimosegundo secretario de Educación. Nombrado por el presidente Joe Biden, Cardona es "un campeón de toda una vida en la educación pública," valoró el mandatario.

En plena fase de recuperación de una pandemia que afectó a más de 50 millones de alumnos de escuelas públicas del país, Cardona quiere que los estudiantes no solo regresen a las aulas este otoño, sino que se pongan al día y prosperen. "[La] pandemia ha acentuado las diferencias en el acceso [a la educación] para muchos de nuestros estudiantes", lamenta el funcionario, cuyo departamento ya ha distribuido $81,000 millones en ayudas para reabrir las escuelas.

Miguel Cardona
"Entiendo cómo se sienten porque estuve en sus zapatos", dice de los estudiantes de minorías Miguel Cardona (izq., en un aula de Carolina del Norte en mayo). "Hubo gente que tenía bajas expectativas de mí y una de mis prioridades fue demostrarles que estaban equivocados".
| Credit: Cortesía de Department of Education

La titánica labor de regresar a las aulas tras la pandemia se verá aliviada, en parte, gracias a una iniciativa del departamento que ofrece programas educativos durante el verano a los niños más impactados por la crisis de la covid-19. Otra meta inmediata: brindarles a los estudiantes la tecnología y acceso a internet de banda ancha. "Cuando nuestras puertas abran, tenemos que hacer [todo] mejor", enfatiza Cardona.

¿Otra clave para el éxito? Que los estudiantes, no importa su raza o credo, se vean reflejados en lo que se enseña en las aulas y se identifiquen. "[Que] nunca olviden quiénes son", enfatiza. "Ser bicultural, ser bilingüe, ese es un superpoder que te impulsará".