Mamá de cuatro hijos y empresaria de éxito, le preguntamos a Belén Canalejo de Balamoda cuáles son los consejos imprescindibles para que las mamás multitask gestionen mejor su tiempo. ¿Te animas a incluir su técnica entre tus propósitos de Año Nuevo?

Por Nuria Domenech
Diciembre 29, 2019
Anuncio

La influencer española Belén Canalejo tiene una misión desde su famoso blog de @balamoda y es ayudar a sus seguidores a convertirse en la mejor versión posible de ellos mismos. Mal no debe hacerlo, porque cada uno de sus podcasts se trepa inmediatamente al número uno de las listas de los más escuchados en España tan pronto los comparte en sus redes.

Mamá de cuatro hijos y exitosa empresaria, acaba de publicar su propio Método en su empeño porque las personas aprendan a gestionar su tiempo. Ella nos recuerda lo que dijo Benjamin Franklin: “Por cada minuto dedicado a la organización, se gana una hora”.

Siempre que le preguntan: “¡Belén! ¿Cómo puedes tener un podcast, publicar un libro y producir constantemente tal cantidad de contenido audiovisual y todavía te da tiempo a pasar las tardes con tus hijos?” Ella siempre responde lo mismo: “¡Organización!”

Si quieres lograr el equilibrio entre el ser mamá y cumplir con tu carrera profesional, estos son los consejos que Belén comparte para que aprendas a gestionar tu tiempo y puedas incluirlos en tus propósitos de Año Nuevo. ¿Lo intentamos?

1. Sacarle más horas al día madrugando. Generalmente me levanto una hora y media o dos horas antes de que lo hagan mis hijos. Esto me permite en función de los días, o bien sacar un rato para hacer deporte y meditar, o bien para adelantar cosas de mi trabajo.

2.- Planificar bien tu día con ayuda de un planificador. Yo he creado mi propio método fruto de años de trabajo. Para mí es muy importante dedicar 5 minutos a la planificación antes de arrancar mi jornada: conocer bien las tareas del día, las prioridades y asignar un tiempo específico para cada cosa.

3.- Anotar en un mismo sitio las tareas vinculadas a mi trabajo y a mi familia. Si decido no anotar lo personal, se queda en mi cabeza revoloteando y mete mucho ruido. El ruido te distrae de tu foco.

4.- No te distraigas. Cada cosa a su tiempo y un tiempo para cada cosa, que diría mi padre. Procuro centrarme en cada actividad que desarrollo al cien por cien. Si trabajo, procuro estar concentrada sin interrupciones; si juego con mis hijos, procuro no mirar el celular. Lo contrario, pasar de una actividad a otra, te hace perder mucho tiempo y desgasta.

5.- Distribuir las tareas del hogar según las responsabilidades que puede asumir cada uno. Cuando cada uno aporta algo al conjunto de las necesidades de la familia es más posible que llegues a hacer más cosas y más tranquila. Sin embargo, si te echas todo encima al final estarás siempre agotada y agobiada. Tus hijos pueden ayudar a recoger la casa, a hacerse la cama…

6.- Dedicarte un ratito para ti, aunque sea brevemente, a desconectar y descansar. Puede ser sentarte a leer o darte un baño caliente… Cualquier actividad que te resulte placentera y que te haga desconectar de la vorágine de cada día. Estos momentos te recargan y te ayudarán a ser más productiva y estar más enfocada después.